fbpx

Contar o no contar: 6 consejos para salir del clóset

ATENTI: Este artículo tiene lenguaje inclusivo*

“Que seas feliz con tu opción”, dijo mi padre al salir de mi cuarto, después de decirme que no quería tener nada que ver conmigo ni con mi novia. Y yo me quedé ahí, preguntándome otra vez si estuve bien en decirle o si no. Y me arrepentí otra vez, y otra vez volví a sentirme segura. Porque sí, estuve bien. Y porque no, no es una opción. Si estás dudando sobre contarle a tu familia o tus amigues acerca de tu género o sexualidad, acá van algunas cosas que quizás puedan ayudarte.

Contar o no contar, esa es la cuestión

Primero, me gustaría asegurarte que no tenés culpa alguna por ocultarles esto. Lo ocultás por miedo, por inseguridad, por cosas que elles pueden estar provocando (por ejemplo, porque sabés que son personas que tienen prejuicios con las orientaciones sexuales no heterosexuales). No les cuentes algo tan personal solo para sentir que tenés la “conciencia limpia” de haber dicho la verdad, no lo cuentes en momentos de discusiones o tristezas: tiene que ser un motivo de acercamiento familiar, así que ¡todo a su tiempo!

¿Cómo te sentís?

Es importante que, cuando decidas contarles, estés lo más segure posible. Y no, 100 % de seguridad no existe, porque desde chiquite se te dijo que eras hetero, que eras hombre o mujer, que eras algo que no sos. Las dudas siempre van a estar, pero en algún momento algo va a hacer un clic, vas a estar pronte y lo vas a saber, creeme.

No hay una forma correcta de hacerlo

No, no todas las formas de “salir del closet” son “mamá, papá, soy gay”. Para mí fue “papá, soy bisexual, lo que significa que me gustan los hombres y también las mujeres” (porque sí, todavía tengo que explicar lo que es la bisexualidad y sacarle los estigmas, pero eso es tema para otro día). Para vos puede ser “abues, tengo novia” o “soy tu amiga, no tu amigo”. ¡Lo que sea que se te ocurra va a estar bien! Para todes es diferente, porque tenemos familias y amigues distintes, géneros y sexualidades diferentes. Así que esto no es una guía inequívoca ni mucho menos.

Por dónde empezar

Decíselo primero a alguien con quien tengas la máxima confianza, esa persona que sabés que se lo va a tomar bien. No empieces por tus padres si ves que son complicades con el tema. No es necesario que le cuentes a ese amigue al que le contás todo si creés que lo puede tomar mal. Vas a saber a quién contarle, quién es ese alguien que te da seguridad e incluso a la que puedas pedirle ayuda si la respuesta de tu familia no es buena.

¿¿Y si no reaccionan bien??

Si creés que tu familia se lo puede tomar súper mal, tené un backup plan para esa tarde, para esos días. Repito: no estás para nada obligade a decirles. Acá lo principal es que estés bien y que hagas con tu vida lo que quieras, lo que te hace sentir cómode, feliz y segure. Tené en cuenta que las primeras personas siempre son las más difíciles, que te va a tomar tiempo y no vas a saber cómo empezar y por dónde seguir. Que está bien estar nerviose y tener miedo. Es importante que sepas que merecés ser respetade. No importa cómo le caiga a quien se lo hayas dicho, merecés que te respete. Merecés que te trate bien, que use tus pronombres correctos, si eso es lo que le estás pidiendo, que entienda que lo que piensa no va a cambiar quién sos. Puede que en ese momento inviertas los roles con tus padres: vos les vas a explicar a elles, y elles tendrán que aprender y tomarse sus tiempos. Vos tenés que ser paciente, especialmente si elles reciben la noticia con amor y cariño, aunque les cueste.

Pero no termina acá

Este es un proceso para siempre. En el mundo en que vivimos, siempre se asume que las personas que tenemos al lado son cisgénero y heterosexuales (cishet). Y si vos no lo sos, te vas a seguir encontrando en situaciones en las que no sabrás si animarte a mencionar a tu pareja o si corregirles los pronombres a les otres. En resumen: no te pongas presión extra; hacé y decí solo lo que te haga sentir cómode y confiá en que nadie te conoce mejor que vos misme. A medida que vayas sintiéndote segure contigo misme, vas a poder abrirte a les demás y mostrarles quién sos.

Este artículo se basó en la Guía para jóvenes lesbianas, gays y bisexuales: ¿Cómo decírselo a tu familia?, promovida por Plena Inclusión Canarias y financiada por el Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales de España. 

* El lenguaje inclusivo busca eliminar el neutro masculino que existe en el español: aunque haya solamente un hombre incluido, dejamos el todas para decir todos. Para esto, eliminamos el género de una y usamos siempre la letra “e”: todes, amigues, elles, nosotres. Si querés saber más de este tema, hacé clic acá. 

Sofía 18 años y con la meta de cambiar el mundo. Mis días se resumen en cocinar, estudiar y tomar mate. Escritora aficionada y pseudo editora (en entrenamiento). Copada con escribir sobre género, sexualidad y todo aquello que me tenga harta.

Ilustradora: Nat

Cómo cuidar tu pelo este verano (en 5 simples pasos)

Se viene el verano e internet se llena de tips para cuidarte. Que dietas, que ropas, que protector solar… Mi intención no es sumar una lista de cosas que tenés que hacer, sino tirarte algunos consejos por si querés evitar que tu pelo se seque y se debilite. Empecemos ☀️

El verano y les gordes

Hace un tiempo, en Harta reflexionamos con una nota publicada en plena pandemia sobre el boom de “chistes” sobre el vínculo de la comida con el encierro, la ansiedad y la incertidumbre. Luego retomamos el tema con un artículo sobre el culto a la delgadez. Llegó el verano y me parece importante volver a este tema que nos atraviesa, desde la vivencia personal o cercana. Porque el momento de lucha contra la gordofobia es posible y necesario.

3 razones para decirle no a la pirotecnia sonora

Seguramente ya estés acostumbrada a recibir la Navidad y el Año Nuevo en medio del estruendo y las luces de la pirotecnia que llenan la ciudad a las 00:00. Pero esta tradición, que a muchos les parece divertida, para otras personas y para los animales domésticos significa una verdadera tortura. Hoy te traemos tres razones para decirle que no y algunos datos acerca de las decisiones que se están tomando en nuestro país para regular su uso.

The Breakfast Club: un clásico para hacernos reflexionar

The Virgin Suicides, en español Las vírgenes suicidas (1999), es el primer largometraje que dirigió Sofía Coppola y está basada en una novela del mismo título, escrita por Jeffrey Eugenides.

5 consejos para pasar las fiestas en tiempos de COVID

Llegan las fiestas en medio de un contexto de pandemia, y después de un año extraño y difícil. Con todo esto que pasa, es natural que se generen situaciones complicadas de enfrentar.

Harriet Tubman: la libertadora de esclavos

Seguimos contándote historias de mujeres que marcaron hitos en todo el mundo. Esta vez vamos a remontarnos a Estados Unidos para mirar la curiosa, valiente e increíble vida de Harriet Tubman, una abolicionista de la esclavitud y luchadora por el sufragio universal.

¿El método «Curly Girl» para pelo lacio? ¡Sí!

Ya habrás leído en notas anteriores todo lo que tiene que ver con el cuidado del pelo con rulos, pero capaz que te pasó lo mismo que a mí: te interesó la parte de dejar que tu pelo esté sano, pero no entendés cómo pega el famoso «Curly Girl Method» con tus mechas lacias. Hoy te cuento qué hago y cómo me sirvió a mí.

The Virgin Suicides: la crítica detrás del misterio

The Virgin Suicides, en español Las vírgenes suicidas (1999), es el primer largometraje que dirigió Sofía Coppola y está basada en una novela del mismo título, escrita por Jeffrey Eugenides.

Violentadas en cuarentena: porque la violencia de género sigue aún en pandemia

A raíz de la pandemia de COVID-19, en gran parte de los países del mundo se vivieron y viven aún hoy situaciones de cuarentena, confinamiento o distancia social. Muchas veces hablamos de que el 2020 fue un año de frenar, en el que nuestra vida se paralizó. Sin embargo, la violencia de género siguió caminando.

Share This