fbpx
Hombre de vitruvio intervenido

Ilustración: Nat

¿Qué es el androcentrismo?

2 Jul 2020 | Conversemos

Cuando leés un texto firmado como “Anónimo”, ¿te imaginás que lo escribió un varón o una mujer? Si te hablan de alguien que tiene fama o prestigio, pero solo te mencionan su apellido, ¿asumís que te están hablando de un varón? ¿Alguna vez te cuestionaste por qué?

La razón por la que muchas veces pasa esto es porque nuestra sociedad es androcéntrica. ¿Qué es androcentrismo? Es una perspectiva que tiene al hombre como centro y a lo masculino como parámetro.

¿Cómo se expresa el androcentrismo en la sociedad?

Como los hombres son el parámetro, lo demás se presenta como lo otro. Las realidades del resto de las personas se invisibilizan o se colocan en un nivel de menor jerarquía. El androcentrismo está asociado a dos grandes fenómenos: la misoginia y la ginopia. La misoginia es el repudio o el odio hacia lo femenino. La ginopia, en cambio, es la invisibilización de la experiencia femenina.

La perspectiva androcéntrica tiene, entonces, al hombre como modelo para estudiar fenómenos, para generar políticas públicas y para explicar las realidades. Comienza con el lenguaje (en español se usa el masculino como genérico) y se extiende a todas las prácticas sociales.

¿Qué consecuencias tiene el androcentrismo?

En medicina, por ejemplo, las mujeres comenzaron a formar parte de los ensayos clínicos ¡recién a fines del siglo XX! Y hay muchas patologías que afectan a las mujeres, como la endometriosis, que son muy difíciles de diagnosticar porque los médicos tienden a ignorar o desestimar los síntomas vinculados al ciclo menstrual.

Otro ejemplo de androcentrismo que impacta en la creación de políticas públicas es lo que sucede con la seguridad social, que suele tener en cuenta solo al trabajo remunerado (por el que se percibe un salario) para establecer las pensiones o jubilaciones.

Pero, ¿qué pasa con el trabajo no remunerado, que principalmente es realizado por mujeres? En algunos casos se les ofrecen “ayudas sociales”, pero este concepto hace pensar que se les está dando un complemento “especial” en lugar de tomarlo en cuenta como una retribución justa por el trabajo realizado.

¿Qué podemos hacer?

Todas las personas crecimos en un mundo androcéntrico, pero hay mecanismos para ir desarmándolo. Cuando leemos un dato sobre el crecimiento de la pobreza, por ejemplo, podemos preguntarnos: ¿cómo afecta a mujeres y disidencias? Podemos encontrarnos con que los datos no están separados por sexo o género, lo que dificulta la comprensión de los fenómenos, pero de a poco podemos ir modificando la mirada para construir sociedades más incluyentes, donde todas las personas tengamos la misma dignidad e importancia.

*Esta nota se realizó a partir de los aportes de la socióloga Silvia Trujillo, experta en temáticas de género, que fueron tomados del curso en línea “Cobertura inclusiva: perspectiva de género en las salas de redacción” del Centro Knight. El ejemplo de la seguridad social fue tomado del trabajo de la teórica feminista Rosa Cobo Diez palabras clave sobre mujer. Género

Redactora: Cachi

Este artículo fue escrito por una integrante de nuestro equipo de colaboradoras fijas. ¡Sumate vos también! Acá podés encontrar un formulario para ponerte en contacto con nosotras.

Ilustradora: Nat

En este artículo:

glosario feminista

Share This