fbpx

Yo elijo cómo querer

22 Nov 2018 | Vos y el mundo

Vivimos bombardeadas de modelos sobre el amor y el enamoramiento que van construyendo la idea de que si no sentimos o queremos determinadas cosas, entonces no estamos enganchadas con esa persona. A esos mandatos ¡deciles basta!

Enamorarte no es perderte a vos

Conocés a alguien y te empieza a gustar. Con el tiempo, esa sensación es cada vez más fuerte, más intensa. Querés verle, contarle las cosas que te pasan, pensás qué comentará de un libro que leíste o un debate que tuviste. ¡Está demás! Pensar teniendo en cuenta a la otra persona es lindo si sale con naturalidad. Pero ojo con la idea de que otro individuo pase a ser tu mundo. Vos seguís siendo vos, con tus actividades, tus amistades, tu familia, tus espacios. No estás menos enamorada por seguirte teniendo presente, no te fusionaste con otra persona.

El amor no todo lo puede

“Y vivieron felices por siempre” se lo dejamos a los cuentos de fantasía. No existe un estado de felicidad absoluta del que no vamos a salir más; de amor, tampoco.

Amar no es menos verdadero por no aceptar todo. Parte de tener relaciones sanas es poder cuidarnos y cuidar a la otra persona, sabiendo que sentir amor no asegura que todo vaya bien o que todo nos guste. No estamos hechas a la medida perfecta de alguien más.

Idealizar no es enamorarte

La idealización parte del amor romántico, de la idea de media naranja, de la (para mí, peligrosa) idea de que en el mundo existen dos seres perfectos, el uno para el otro. ¿Nosotras somos perfectas?, ¿es sensato exigirle a otra persona que lo sea?

El enamoramiento se puede dar desde un lado más humano, sabiendo que al costado tenemos a alguien con una historia y vida propias, con ideas y conflictos.

Esperar que te quiera

¿Alguna vez escuchaste que nos gusta gente cuando no nos presta atención y si conseguimos acercarnos “se nos pasa”? Es una especie de mito urbano que deja la chance de coincidir en un ínfimo rincón. Todo ligado a esa idea de la persona ideal.

A nivel químico, cuando nos gusta alguien o nos enamoramos se nos llena el cerebro de dopamina. La persona se convierte en estímulo y segregamos más dopamina cuando no conseguimos recompensa (sí, una visión reutilitaria del amor, pero si leés el artículo que aparece linkeado, vas a ver que la magia existe). Por eso, cuando demora en contestar o te ignora de cualquier forma, puede que sientas que le querés más.

¡Ojo con esto! Enamorarse es sentirse bien, llenarse de dopamina y cosas lindas por una persona por quien es y por lo que nos hace sentir. Si hay frustración, si hay que aguantar cosas que no están buenas, si está la sensación de que no hay interés… quizás hay que frenar y revisar las cosas. Es realmente hermoso sentir que es mutuo, no merecés rogar que te quieran.

¿Y entonces?

No quiero caer en los determinismos que intento destruir. Lo que sí es enamorarse es lo que vos sientas. Para mí, es tener ganas de compartir con esa persona, contarle cosas que veo, que aprendo. Ir caminando, cruzarme con algo que le gusta y sacarle una foto para compartirlo.

No creo que sea una persona perfecta, mucho menos la persona perfecta para mí. Sonrío mucho y agradezco que sea parte de mi vida, porque es un ser lleno de luz que me enseña mucho y me ayuda a crecer.

Tomá estas palabras con pinzas, leelas con ojos críticos, porque nada que sea impuesto va a fluir. En mi caso, fue un proceso. Elegí no idealizar y me siento mejor así. Elegí pensar que nadie es suficiente para nadie, que somos seres que van aprendiendo y creciendo mientras viven, y que si en ese camino nos cruzamos con alguien con quien congeniamos, que nos ayuda a potenciar nuestra propia luz, con quien compartimos… entonces, es por ahí.

Colaboradora: Cachi

Ilustración: Ini

Mirá cómo nos ponemos

[Opinión] Yo a veces vivo en un táper, es cierto, pero la primera vez en mi vida que oí hablar de Juan Darthés fue cuando Calu Rivero vocalizó las...

¡Que vivan los emprendimientos de mujeres!

Cuando pensamos en comprar regalos, o algo para nosotras, siempre nos basamos en las mismas tiendas, en la publicidad que recibimos a diario, y no...

Sí, no, cuál y cuándo: el mundo del soutien

Ah... el mundo de los soutienes. No sé a vos, pero a mí siempre me generó más dudas que certezas. ¿Uso o no uso? Si uso, ¿qué tipo elijo? ¿Qué talle...

La popularidad los salvará: el caso de Rodrigo Eguillor

Hay un dicho que enseña a "escuchar las dos campanas" antes de juzgar. Es muy útil cuando sentimos que una persona actuó mal, porque solemos suponer...

Declaración Universal de Derechos Humanos: #DocumentosQueSí

El 10 de diciembre es el Día Internacional de los Derechos Humanos. Pero ¿por qué es importante? Hace exactamente setenta años, el 10 de diciembre...

¿Hacer dieta? ¡Mejor cuidarse!

Llega el verano y empieza el bombardeo, en revistas, publicidades y redes sociales, de dietas que ofrecen bajar muchos kilos en muy poco tiempo....

Feminista, ¿no femenina?

[Opinión] Últimamente se está viendo por muchos lados la expresión “soy femenina, no feminista”, que da a entender que las mujeres hemos perdido...

El juicio a Dalas Review: un caso de justicia frente a abusadores

YouTube es una red social inmensa y seguro que vos la usás: para escuchar música, buscar cómo hacer algo o seguir a la infinidad de youtubers que...

Harta lectura: hablemos

Hay muchos temas de los que no se habla. Muchos tabúes que callamos o que comentamos en voz baja. Cosas que escuchamos de pasada, porque no las...
Share This