fbpx
La virginidad ¿existe?

La virginidad… ¿existe?

Esta no es una nota de educación sexual. Aquí no vas a leer “cosas para tener en cuenta antes de tener tu primera vez”, ni mucho menos. Esta nota es para decirte que tu primera vez importa muchísimo, y a la vez no importa nada. O, mejor dicho: importa tanto como vos quieras que importe.

Desde que somos chicas, una de las cosas a las que se le da más importancia es a nuestra virginidad. Nuestros padres nos explican que debemos “guardarnos” para alguien importante; los profesores de Biología nos hablan del cambio físico en el cuerpo de la mujer (la rotura del himen, que es el tejido que cubre, aunque no totalmente, la salida de la vagina); nuestras amigas comentan: “¡¡Fulana se acostó con Aquel!!”, como si fuera el evento más importante de la temporada.

Pero el problema con la virginidad es que no existe.

¿Qué es la virginidad?

La virginidad es un concepto puramente social, que tiene el propósito de controlar la sexualidad de la mujer. Impuesto por diferentes culturas y religiones, el concepto de virginidad tiene siglos de antigüedad y refiere a la “pureza e inocencia” de una mujer antes de haber sido tocada sexualmente por un hombre.

Acá van algunas de las formas más comunes de entender la pérdida de la virginidad, y una pequeña explicación de por qué son terribles.

  1. La virginidad se pierde al haber penetración pene-vagina. Esta definición, manejada por la gran mayoría de la gente, se basa en la normativa heterosexual. Es decir, en que toda persona sexualmente activa está con alguien del otro sexo, y esto simplemente no es así.
  2. La virginidad se pierde al romperse el himen. Hay mujeres que nacen sin himen, mujeres a las que se les rompe por golpes, incluso de niñas. Hay mujeres que tienen relaciones sexuales y el himen no se rompe. ¡El himen no lo es todo!
  3. La virginidad se pierde cuando hay orgasmos involucrados. Simple forma de refutar esto: según explicó la doctora Sherry Ross al diario británico The Independent, entre el 10% y 20% de las mujeres nunca llegan a un orgasmo. Pero no dudaríamos que están, de todas formas, manteniendo relaciones sexuales… ¿verdad?

Repito: la virginidad no existe.

Entonces, ¿qué importancia debemos darle?

Perder la virginidad no es un momento definitivo en nuestras vidas, no es la última meta antes de volvernos mujeres adultas. Lo que sí existe son las relaciones sexuales, y la primera vez que las tenemos.

El problema es el nivel al que “sexo” se ha definido como “sexo heterosexual”, y la medida en que toda posición o práctica que no sea la explícita penetración no se considera como una relación sexual, sino meramente algo previo que no tiene importancia. Pero todo eso importa: hay que darle el valor y el tiempo que merecen.

Esto no significa que tu primera vez no sea importante. Lo importante es que no dejes que otros te impongan cómo debés vivir este momento. Sabiendo estas cosas, pensá qué importancia querés darle y te prometo que, sea cual sea, va a estar bien.

Sofía 18 años y con la meta de cambiar el mundo. Mis días se resumen en cocinar, estudiar y tomar mate. Escritora aficionada y pseudo editora (en entrenamiento). Copada con escribir sobre género, sexualidad y todo aquello que me tenga harta.

Ilustradora: Lía

No tan normal: cuando el aislamiento terminó

Con mis amigas, a las pocas semanas de conocer los primeros brotes de virus en el país, hastiadas del encierro y extrañando nuestros encuentros de miércoles, pensábamos que el encuentro sería una fiesta. Imaginábamos hordas de personas abrazadas para brindar, festejando con todas y todos, en la calle, siempre en la calle.

“El amor que mata”: el femicidio de una poeta.

Delmira Agustini escribió, en uno de sus poemas más reconocidos: “Si la vida es amor, ¡bendita sea!/¡Quiero más vida para amar!”[1]. Esto provocó a la sociedad y a la crítica literaria de su época, y marcó su actitud rebelde y transgresora en una sociedad patriarcal que la obligó a ser una señorita y a la que enfrentó a través del arte y su poesía.

¿Qué es el androcentrismo?

Cuando leés un texto firmado como “Anónimo”, ¿te imaginás que lo escribió un varón o una mujer? Si te hablan de alguien que tiene fama o prestigio, pero solo te mencionan su apellido, ¿asumís que te están hablando de un varón? ¿Alguna vez te cuestionaste por qué?

8 mitos del amor romántico [tan habituales como peligrosos]

Todes tenemos nuestra propia idea o concepto de lo que es el amor, basada en nuestras experiencias personales, nuestra cultura o nuestras costumbres.

Stonewall: ¿qué es y por qué importa?

Stonewall Inn - yosoynuts CC BY 2.0 Este 28 de junio se cumplen 51 años de los disturbios en Stonewall, acontecimiento que cambió la forma luchar...

5 tips para el cuidado del acné

Tener granitos o acné (¡ojo!, no son lo mismo) es algo bastante común en la adolescencia. Eso no implica que no te preocupen, que te generen incomodidad o que quieras que se vayan.

4 razones por las que me hice fan de las fans del k-pop

Sí, leíste bien. No es que me puse a escuchar bandas de k-pop y me enloquecí con su música, letras o bandas: ¡me hice fan de sus fans! Acá te cuento...

Cinco razones para mirar la serie “Yo nunca”

La serie Yo nunca (Never Have I Ever) que Netflix estrenó este año retrata la complicada vida de Devi Vishwakumar, una adolescente hindú-americana, los problemas de sus amigos y las experiencias típicas de esa etapa de la vida. En esta nota te cuento seis razones por las que vale la pena mirarla.

Qué es el Curly Girl Method y por qué es lo mejor para tus rulos

Hace unos días te conté cómo empecé a cuidarme el pelo, así como los fundamentos básicos del Curly Girl Method (CGM), lo ideal si querés ayudar a tus rulos a lograr su verdadera forma.

Share This