the final girl

La que queda al final: The Final Girl en el cine de terror

30 May 2018 | Harte

Golosinas, pantuflas, música, películas y oscuridad: todos estos son componentes perfectos de un pijama party ideal. ¿Quién no adora estas juntadas? Especialmente cuando los grandes se durmieron y es hora de ver pelis de terror.

Hoy quiero hablarles sobre una imagen constante en este tipo de cine: “la chica final” (the final girl). Este concepto fue acuñado en 1992 por Carol J. Clover, en su libro Hombres, mujeres y motosierras: Género en la película de terror moderna (Men, Women, and Chainsaws: Gender in the Modern Horror Film) y se refiere al cine de terror de tipo slasher. Algunos ejemplos serían las películas de Halloween o Scream, que básicamente son largometrajes en los que un asesino mata a un grupo de adolescentes con armas blancas (o derivados, porque Freddy usa sus… ¿garras?, y Jason una motosierra, pero cuentan igual).

¿Se dieron cuenta de que en este tipo de películas, la última persona que sobrevive casi siempre es mujer? Esa “final girl”, según Clover, es particular debido a cómo la percibe el espectador. Ella es virginal, se mantiene alejada de los malos hábitos de sus amigos (drogas, fiestas), es joven, blanca, muy sexy y desarrolla la historia porque es a quien más le interesa investigar los misterios que suceden. Al final, cuando todos sus amigos fueron asesinados por el cruel sádico, ella se le enfrenta, con algún tipo de arma, y logra vencerlo (por lo menos hasta la secuela de la peli).

Es un cliché muy interesante, porque nos hace preguntarnos a qué público van dirigidas la películas (Clover plantea que se dirigen a públicos masculinos) y escribe que el terror que siente la final girl al ser perseguida no podría apelar al público como verdadero terror si este personaje fuese masculino, ya que su público no lo concebiría con la misma intensidad.

¿Te imaginás a un hombre huyendo despavorido de Jason, subiendo las escaleras de una casa, gritando, en pijama o toalla de baño? (Paréntesis: ¿por qué nunca salen de la casa en vez de adentrarse cada vez más en ella? ¡Qué estresante!). Todos sabemos que, sin importar el género, todos nos haríamos pis si nos encontráramos cara a cara con uno de estos slashers, y la reacción masculina al miedo no debería sorprendernos. Pero muchos medios de comunicación quieren hacernos creer que los hombres no sienten ese miedo, por lo que nuestros personajes asustados terminan siendo chicas puras, deseables y cosificables, y no simplemente seres humanos.

¿Te interesaría saber más sobre esta autora o contarnos tu opinión sobre las final girls? ¡Escribinos!

Ary Globofóbica, amante de la imaginación, comediante y comunicadora. Busco destruir el patriarcado llenándolo de brillantina, vieron que es insacable. Le digo no a la gilada, y sí a la pizza y las pelis.

Ilustración: emahia

Cómo identificar una relación violenta

Todavía tiemblo al recordar el momento en que al fin lo comprendí: mi relación era violenta. Me habían dicho mil veces que el sexo de reconciliación...

Un Mundial en femenino

“El futuro del fútbol se conjuga en femenino”, dijo hace unos años Joseph Blatter, expresidente de la FIFA. En Uruguay, un país con tres millones de...

La lucha por la despenalización del aborto en Uruguay

En estas últimas semanas, en Argentina se dio el debate para legalizar el aborto bajo el lema "educación sexual para decidir, anticonceptivos para...

Harta recomendación: Pequeñas mentirosas

¿Ya conocés la serie Pequeñas mentirosas (Pretty Little Liars)? Según encuestas de Netflix, esta es una de las series más vistas, y no nos extraña....

Estereotipos de belleza y autoestima

[Opinión] Desde chiquitas nos enseñan qué tenemos que ser y hacer para ser lindas. Es más, nos enseñan que tenemos que ser lindas para que nos...

¿Princesa? ¿Yo?

¿Por qué nos enseñan a ser princesas de niñas? Eso me lo pregunté en el cumpleaños número siete de mi prima, cuando las vi a ella y a su amiga...

Dale, es un chiste, ¿no tenés sentido del humor vos?

[Opinión]Me mudé de la ciudad donde vivía cuando era chica y entré como “la nueva” en un colegio para cursar primero de escuela. No era tímida, pero...

Cambiar lo esperado para cambiar el mundo: socialización y el género

¿Alguna vez criticaste a una amiga por no arreglarse para salir o te burlaste de una chica que no se depilaba? ¿Escuchaste que le dijeran “machona”...

Tenemos que hablar: mujeres y deportes

Tenía diez años. Estaba con todos mis compañeros de clase en educación física, en la plaza de deportes del barrio de la escuela. Parado en el...
Share This