fbpx
Siena

Sexo, género, orientación sexual: ¡Ayuda!

Seguro que has escuchado hablar de esto: sexo, orientación sexual, bisexualidad, hombres gay y mujeres lesbianas, personas transgénero, homosexualidad… Pero llega un punto en el que todo se te mezcla un poco. No te preocupes, es normal.

Por eso, hoy te traigo una pequeña guía para que seas una máster de las definiciones.

Sexo biológico

El sexo biológico es aquel que es determinado por características anatómicas y genéticas: genitales externos e internos (vagina, pene, ovarios, testículos, útero…), cromosomas (X e Y, en sus distintas combinaciones) y hormonas. Está definido por características exclusivamente físicas.

Fact: A pesar de que comúnmente se habla solo de machos y hembras, existen las personas intersexuales. Ellos nacen con una genitalidad que combina aspectos típicamente de machos o hembras, de diferentes maneras, ¡y esto no implica nada malo o ambiguo! Todos somos mucho más que machos o hembras.

Género

Es la construcción de las identidades como enteramente masculinas o femeninas, y nada tiene que ver con lo físico o individual. Es lo que conocemos como mujeres y varones. Históricamente se asoció (y lamentablemente todavía pasa) al sexo biológico: si nacés con pene, sos varón y si nacés con vagina, sos mujer.

Involucra también lo que conocemos como cosas de varón y cosas de mujer, también llamados estereotipos de género: celeste y rosado, camiones y muñecas, fútbol y ballet, pelo corto y pelo largo… vos entendés.

Fact: Actualmente, se habla del género como algo «más allá del binario», es decir, que el género existe en una escala y no son dos opciones completamente diferentes una de la otra.

Identidad de género

Tu identidad de género es lo que sos. Es una característica individual, la forma en que cada persona se siente respecto al concepto social de género. Lo más importante: la identidad de género no tiene por qué coincidir con el género que se te asignó al nacer. ¿Qué quiere decir esto? Que si naciste hembra y por ende la sociedad te dijo que eras mujer, ¡esto no tiene por qué ser cierto!

Aquí surgen dos términos que tal vez ya escuchaste o leíste por ahí: cisgénero y transgénero. Una persona cisgénero es aquella que se identifica con el género asignado al nacer (naciste hembra, te etiquetaron como mujer y te has identificado así). Por el contrario, alguien transgénero es aquel que se identifica con un género diferente al que le fue asignado.

Muchas veces, las personas transgénero eligen pasar por cambios físicos para sentirse mejor con su cuerpo, lo que puede incluir tratamiento hormonal o quirúrgico. Es importante que sepas que una persona trans es trans haya pasado (o quiera pasar) por una transición física o no. ¡El cuerpo nunca define el género!

Tu identidad es quien sos, y tenés derecho (¡por ley!) a que se te reconozca de esa manera.

Expresión de género

Es la forma en que una persona expresa su identidad de género a otros. Incluye cosas como el nombre, la ropa, el pelo, los pronombres que preferimos (él o ella), el lenguaje corporal… básicamente ¡todo lo que mostramos en sociedad!

Alguien que se identifica como varón ¿cómo muestra que es varón?

Respuesta: como quiera.

La sociedad ha construido un “paquete” de lo que significa ser varón: jugar con autos y camiones de chico, que te gusten los deportes, usar el pelo corto y ropa de color azul. Sin embargo, un varón perfectamente puede construir su expresión de género y mostrar su identidad usando polleras y pintándose las uñas. Esto es algo hiperpersonal y lo importante es que te sientas con la libertad de ser vos.

Orientación sexual

La orientación sexual es quién te atrae o, para ser más exactos, a qué géneros sos capaz de sentirte atraído de forma física, emocional y afectiva.

No tiene absolutamente nada que ver con tu sexo o tu género; sin embargo, desde que somos chicos nos enseñan que lo normal es que los varones se sientan atraídos por las mujeres y viceversa. Ante esto, es importante que sepas: ¡la sexualidad es un abanico enorme!

Te dejamos una pequeña definición de algunas orientaciones sexuales. Si no te identificás con ningún grupo, está bien. La sexualidad no es algo estático e incambiable, y nunca es exactamente igual para dos personas.

Heterosexualidad

Se refiere a la atracción solamente por un género distinto al tuyo. Es la única orientación considerada “normal” en nuestra sociedad, por esto hablamos de “heteronormatividad”.

Homosexualidad

Es la atracción por personas solo del mismo género. Normalmente se habla de ser gay (o también lesbiana, en el caso de las mujeres).

Bisexualidad

Las personas que se identifican como bisexuales sienten atracción por las personas indistintamente de su identidad de género.

Fact: La bisexualidad no es mitad gay y mitad hetero.

Asexualidad

Es definida como la falta de atracción sexual y de interés en la práctica de relaciones sexuales con cualquier tipo de persona. Esto no quiere decir que los asexuales no se enamoren; la orientación sexual y el afecto son dos cosas distintas.

Es mucho, lo sé. Y, como dije antes, ¡está bien no entender todo! Lo importante es que sepas que hay algo más allá de lo que siempre nos contaron, y que tanto la identidad de género como su expresión y la orientación sexual son construcciones no estáticas, lo cual quiere decir que puede cambiar en cualquier momento de tu vida ¡y eso está perfecto!

Este artículo se realizó a partir de información de la Organización Mundial de la Salud, Fundación Huésped y con ayuda de Sabrina Martinez, educadora sexual.

Rory B.

Fan de Harry Potter, los tatuajes y los gatos. Científica joven con el alma en el interior y el cuerpo en Montevideo. Aún no puedo decidir qué me gusta más: el té o el café.

Ilustración: Siena

Este artículo fue ilustrado por une colaboradore externe al equipo de Harta. ¡Sumate vos también! Acá podés encontrar un formulario para ponerte en contacto con nosotras.

Mirá cómo nos ponemos

[Opinión] Yo a veces vivo en un táper, es cierto, pero la primera vez en mi vida que oí hablar de Juan Darthés fue cuando Calu Rivero vocalizó las...

¡Que vivan los emprendimientos de mujeres!

Cuando pensamos en comprar regalos, o algo para nosotras, siempre nos basamos en las mismas tiendas, en la publicidad que recibimos a diario, y no...

Sí, no, cuál y cuándo: el mundo del soutien

Ah... el mundo de los soutienes. No sé a vos, pero a mí siempre me generó más dudas que certezas. ¿Uso o no uso? Si uso, ¿qué tipo elijo? ¿Qué talle...

La popularidad los salvará: el caso de Rodrigo Eguillor

Hay un dicho que enseña a "escuchar las dos campanas" antes de juzgar. Es muy útil cuando sentimos que una persona actuó mal, porque solemos suponer...

Declaración Universal de Derechos Humanos: #DocumentosQueSí

El 10 de diciembre es el Día Internacional de los Derechos Humanos. Pero ¿por qué es importante? Hace exactamente setenta años, el 10 de diciembre...

¿Hacer dieta? ¡Mejor cuidarse!

Llega el verano y empieza el bombardeo, en revistas, publicidades y redes sociales, de dietas que ofrecen bajar muchos kilos en muy poco tiempo....

Feminista, ¿no femenina?

[Opinión] Últimamente se está viendo por muchos lados la expresión “soy femenina, no feminista”, que da a entender que las mujeres hemos perdido...

El juicio a Dalas Review: un caso de justicia frente a abusadores

YouTube es una red social inmensa y seguro que vos la usás: para escuchar música, buscar cómo hacer algo o seguir a la infinidad de youtubers que...

Harta lectura: hablemos

Hay muchos temas de los que no se habla. Muchos tabúes que callamos o que comentamos en voz baja. Cosas que escuchamos de pasada, porque no las...
Share This