fbpx
Copa menstrual

¡Qué cosa con la copa!

14 May 2018 | Cuidate, Redactora: emahia

Menstruar, menstruamos casi todas. A veces la pasamos horrible, a veces no. En Harta ya te dimos unos consejos para enfrentar tu ciclo mentrual. Ahora vengo a contarte un poco de mi mejor aliada para el ciclo: la copa menstrual.

Usar copa menstrual fue un camino de ida: la opción menos conocida me salvó los días. Te invito a leer e informarte un poco más; tal vez encuentres en ella una amiga para sangrar más cómoda.

¿Qué es la copa menstrual?

Literalmente, es una copita de látex o silicona médica que sirve para retener nuestro flujo menstrual. Al igual que los tampones, la copa se usa internamente, pero una de sus más bellas ventajas es que no absorbe la sangre. La contiene y, al retirar la copa, la podés tirar en el water (o diluirla y usarla para las plantas, ¡dicen que es buenísimo!).

Lo mejor de lo mejor: la copa es reutilizable. Oh sí, así como leen. Te la sacás, la lavás y está lista para usarse de nuevo. ¡Medio ambiente y economía del hogar agradecidas!

¿Cómo funciona la copa menstrual?

Lo más complejo es aprender a poner la copa. Todas tenemos cuerpos diferentes y tenemos que ver qué es lo que nos resulta más cómodo. Si la copa está bien colocada, no deberías sentirla.

Las instrucciones suelen venir con la copa, pero te cuento para que vayas viendo: la copita se dobla al medio y la introducís con tus dedos en la vagina. Así de simple, así de sencillo. Podés hacerlo sentada, hincada, acostada. Te recomiendo que no desesperes: respirá hondo y probá hasta encontrar la forma más cómoda. Las primeras veces te va a parecer difícil, pero una vez que le agarres la mano va a ser tu mejor amiga. Aguanta en tu cuerpo hasta doce horas (dependiendo de la cantidad de flujo) y es más que fácil olvidarte de tu menstruación por mucho rato.

¿Cómo elegir una copa?

Vas a ver que copas hay miles. Así como nuestros cuerpos son todos diferentes, también buscar la copa que se adapte a vos y a tu flujo puede ser un poco difícil. Existen varios tamaños; en general, te recomiendan uno u otro según tu edad y si has tenido o no embarazos previamente.

Al final, todo depende de cómo te sientas y de qué tan voluminoso sea tu flujo. Tranquila, es cuestión de googlear un poco y animarse a probar.

¿Por qué usar copa?

Mi amor por la copa fue amor a primera vista (o a primera prueba, debo decir), pero si nunca usaste capaz que estás pensando “¿para qué voy a cambiar lo que ya conozco y me resulta familiar y cómodo?” Bueno, te entiendo. Pero salir de la zona de confort suele ayudarnos a descubrir las cosas más lindas.

La copa menstrual es reutilizable y ecológica. ¿Sabés cuánta basura generamos cada año con nuestros tampones y toallitas? Montón. De verdad, un montón. La copa le ahorra mucho daño al planeta y también a nuestros bolsillos: en Uruguay, el costo anual de menstruar es, en promedio, $3220 por persona. Una copa cuesta, aproximadamente, $1300. ¿Mucho? Bueno… ¡pero duran hasta cinco años! La misma copita, lavado mediante.

Por si todo esto fuera poco, es beneficiosa para la salud. No vas a tener problemas de sequedad, no estás en contacto con químicos innecesarios, no se nota al llevarla y no altera para nada la menstruación.

¿Qué decís? ¿Te animás a probarla? ¡Queremos saber tu experiencia!

emahia

Feminista intensa. Escribo en cuadernos y filmo con mi cámara de fotos. Me entusiasmo hasta con lo más mínimo y quiero mucho.

Ilustración: Nat

Violencia en el noviazgo… ¿entre nosotras?

Estamos en setiembre, el mes de los colores, el glitter y el orgullo. Pero en el marco del Mes de la Diversidad, en Harta queremos poner sobre la mesa un tema del que se habla poco: la violencia en las relaciones LGBT, especialmente entre mujeres.

De túnicas y moñas

Seguramente de niñas hayamos tenido un montón de símbolos patriarcales [https://harta.uy/que-es-el-patriarcado/] en nuestro entorno. Pero en el plano escolar, ¿hay un símbolo más opresor que las túnicas con botones en la espalda, que nos quitaban toda autonomía cuando teníamos clases de gimnasia o cuando llegábamos a casa?

Ser nómade en 2020: ¿se puede vivir viajando?

Seguramente la palabra nomadismo se te cruzó en alguna clase de la escuela o el liceo, asociada a ciertas tribus, como los charrúas, o a etapas tempranas de la civilización humana. Pero lo cierto es que las personas nómades nunca dejaron de existir.

¿El feminismo tiene color?

Llega cada vez más temprano a nosotras el feminismo, pero ¿es para todas? Hay muchos feminismos y se dice que es porque somos muchas y muy diferentes las mujeres que habitamos el planeta… ¿debería haber uno solo?

Belleza Química resuelve tus preguntas de cuidado de la piel

¡Hola! Soy Lucía, de Belleza Química, y hoy estoy para resolver algunas dudas que surgieron en el Instagram de Harta sobre el cuidado de la piel.

¿Qué onda con las toallitas de tela?

En estos últimos tiempos se ha puesto muy de moda el uso de toallitas menstruales de tela como alternativa ecológica de las desechables. Al ser de tela, se pueden lavar y reutilizar durante tres años o más (sí, leíste bien, ¡tres años!), lo que nos permite ahorrar dinero, proteger el medio ambiente y también evitar el uso de productos con muchos químicos.

¿Qué es la interseccionalidad?

Seguramente más de una vez hayas escuchado la palabra interseccionalidad asociada al feminismo, pero ¿de qué se trata? En este artículo encontrarás la historia del concepto y cómo nos ayuda a pensarnos como feministas.

Selpink: la colaboración musical que no sabías que necesitabas

El k-pop ya es una sensación internacional, ¡y acá en Uruguay nos tiene encantadas! Por eso, cuando BlackPink anunció un nuevo sencillo llamado «Ice Cream» (helado, en español) gritamos de emoción.

¿Qué es la revictimización y cómo podemos evitarla?

Muchas veces se habla de que es importante denunciar en la Justicia los casos de acoso, abuso y violencia que vivimos las mujeres, pero obviamos algo muy importante: la revictimización.

Share This