fbpx
Tips para tomar tus pastillas anticonceptivas

Harta recomendaciones: Proyecto Pandora

¿Te gusta la ficción distópica, con acción y muchas vueltas de tuerca? ¿Te gustan las historias protagonizadas por adolescentes fuertes, intrépidas y valientes? Entonces te recomendamos que te sumerjas en Proyecto Pandora y en su universo tan lejano en el tiempo, pero a su vez tan inquietantemente cercano. 

Si sos ávida lectora, quizás te cueste encontrar historias dirigidas a público juvenil que no giren en torno a un héroe varón o a un romance chico-chica que acapara toda la trama. Esto es algo que sucede en todas las artes, pero por suerte de un tiempo a esta parte algo está cambiando para bien (sobre todo para bien de nosotras, que también merecemos heroínas con las que identificarnos y no mujeres que sean solo accesorios o adornos).

Quizás también hayas entrado a nuestra sección Harta lectura y hayas descubierto que los libros recomendados allí suelen desviarse de los estereotipos clásicos para ampliar ampliar tus horizontes de historias, personajes y mundos posibles. ¿Por qué te hablo de Harta lectura y por qué esta recomendación llega en una nota aparte? ¡Porque el libro del que quiero hablarte es de Sofía Aguerre, la encargada de la sección! (Y no la íbamos a hacer hablar de su propio libro. 😉)

¿De qué va Proyecto Pandora?

Lo primero que tenés que saber es que Proyecto Pandora es una bilogía, es decir, que está compuesto por dos libros, y que a fines de 2018 se editó el primero de ellos. Así que si lo leés, estate preparada para esperar un tiempo por el segundo (y sufrir en el intento).

Lo segundo es que se trata de una historia ambientada en Londres en el año 2066, un mundo que, aunque parece lejano, se parece al que habitamos hoy. En este mundo la tecnología continuó su avance vertiginoso, al punto de que las personas acceden fácilmente a modificar sus cuerpos con materiales cibernéticos, se comunican con “holopantallas” (que son un avance respecto a las ya antiguas redes sociales) y viven en una sociedad sumamente desigual y sumida en tensiones políticas.

Ese futuro distópico se instala después de la llamada Reorganización, cuando un grupo religioso llamado la Orden de Sae logró un poder tal que le permitió disponer de los destinos del mundo entero: se perdió la libertad de pensar distinto, de profesar otras religiones y de consumir obras o productos que fueran en contra de este nuevo orden. En ese terreno hostil para quienes buscan respuestas, una adolescente de 17 años llamada Nina se ve forzada a nada más y nada menos que intentar cambiar el mundo. ¿Por qué? Porque ese mundo tiene planes horrendos para ella, y a medida que se va enterando de cuáles son, no le queda más remedio que aliarse con quienes encuentra a su paso para impedir que el régimen avance.

¿Por qué hay que leerlo?

En primer lugar, porque es absolutamente adictivo. Las situaciones se encadenan a ritmo de vértigo, la prosa es súper ágil y los capítulos son tan breves que te invitan siempre a “leer un poquito más”. Solo te advierto que la autora tiene cierta tendencia a hacer pasar bastante mal a sus personajes. :O

En segundo lugar, porque su protagonista es una chica de 17 años con una tremenda personalidad, ideas propias e iniciativa, que se ve lanzada a un escenario hostil (demasiado hostil) y tiene que resolver sobre la marcha cómo y con quiénes vincularse. Pero la historia no gira solo en torno a ella, sino que a lo largo del libro aparecen numerosos personajes femeninos interesantes, complejos, fuertes: mujeres con las que muchas podemos identificarnos o empatizar, aunque no siempre nos convenzan sus acciones.

Por último, porque es una historia que te hace pensar sobre cosas que, en una medida menos apocalíptica que las que se plantean allí, se pueden atisbar en el mundo en el que estamos. ¿Cómo se transforman las sociedades hasta hacer posibles regímenes que coartan la libertad individual en pos de los designios de algún grupo de poder organizado? ¿Cómo se controla a la población? ¿Qué pueden hacer quienes se oponen a que esto pase? 

En una escena del libro (de las pocas que no contienen spoilers de la trama), un librero le dice lo siguiente a Nina, que creo que ilustra perfectamente el último punto: “Hace muchos años, antes de la Reorganización, solía leer muchas novelas de ciencia ficción. […] Entonces pensaba que el mundo tenía que dar muchas vueltas para cambiar así, pero ¿sabes? Al final resulta que no. Que un día ves cómo todo lo que conoces se desmorona ante tus ojos y el orden cambia, los dioses cambian, los gobiernos cambian. Por eso la Orden de Sae no gusta de la ciencia ficción. No simpatizan con la idea de que la gente sepa que el mundo puede volver a cambiar.”.

¿Te interesó el Proyecto Pandora? ¡Si lo leés, contanos qué te pareció!

 

 

 

 

 

Ine Me gusta todo lo que tenga que ver con las letras: leo, escribo, corrijo, vivo entre papeles y pantallas. No puedo vivir sin descubrir música nueva.

Ilustraciones: Portada del libro Proyecto Pandora

Harta lectura: no creas todo

Quería contarte sobre las novelas de la autora argentina Mariela Peña por varios motivos. El primero, porque son muy divertidas, rápidas y...

Pack o nudes: ¿qué hago si me piden eso?

Estás en una conversación intensa por chat, la temperatura empieza a subir y una cosa lleva a la otra hasta que recibís o te piden tu pack o una...

Hoy te presentamos: Colectiva Violeta

Desde hace poco más de un año, la ciudad de La Paz (Canelones) tiene otro color. Las calles y las plazas se han empezado a mover. Se escuchan voces,...

Restringir a las mujeres: ¡un clásico!

Este domingo 23 de junio hay clásico, pero las entradas no están a la venta. Ingresan solo 200 espectadores por cuadro además de quienes tengan...

¿Para qué tenemos glúteos?

¿Alguna vez te lo preguntaste? La respuesta no tiene nada que ver con la estética, aunque sea de lo único que se habla, sobre todo cuando se trata...

¿No sabías? ¡Las vulvas son diversas!

¿Cuántas veces has oído hablar de los genitales externos masculinos? Ya sea en reuniones, centros educativos... ¡hasta están dibujados en las mesas!...

Harta lectura: más que palabras

No me sorprendería que en algún momento de tu vida te hayan dicho que los cómics no son literatura. Que son menos válidos, que son pavadas y que, a...

Relaciones tóxicas: aprender a sanar

[Opinión]Todas conocemos alguien que ha vivido una relación tóxica, ya sea un familiar cercano, una amiga o incluso nosotras mismas. Mucho se dice y...

Mi primera vez

[Opinión]Me acuerdo que estaba renerviosa. Había visto cómo se hacía en una novela argentina que daban en la tele. Sabía que era cosa de grandes,...
Share This