fbpx
Prepará tu propio desodorante casero

Prepará tu propio desodorante casero

Hace un tiempito, algo cansada de aplicarme químicos en las axilas todos los días, me dieron ganas de probar desodorantes naturales. Buscando por ahí encontré algunas recetas y puse manos a la obra. Hoy te quiero contar mi experiencia; si tenés ganas de probar vos también, ¡animate con estos piques!

Ingredientes

• Aceite de coco: 3 cucharadas
• Almidón de maíz: ¼ taza
• Bicarbonato de sodio: ¼ taza
• Aceite esencial de limón o de árbol de té: 12 gotas

Los ingredientes son fáciles de conseguir. El aceite de coco y el almidón de maíz los podés comprar en almacenes, supermercados o lugares de venta de productos naturales. El bicarbonato de sodio lo encontrás en farmacias o droguerías. Las esencias las conseguís en droguerías o podés buscar puestos de venta de aceites esenciales (hay tiendas físicas o gente que vende por las redes).

  • Pique n.° 1: Cambiá o mezclá las esencias que te gusten. Es importante respetar las medidas e ingredientes de la receta para que la textura y consistencia sean adecuadas, pero podés jugar con los aromas y elegir otros distintos.
  • Pique n.° 2: Las cantidades necesarias son pocas, así que ¿por qué no juntarte con amigas que también quieran hacer y dividir los gastos de los materiales? En las droguerías suelen vender cantidades grandes y es una buena forma de ahorrar.
  • Pique n.° 3: A primera vista me pareció una receta escasa y me vi tentada a hacer dos medidas. ¡No es necesario! Terminé con una cantidad industrial de desodorante casero. Con una medida ya tenés para rato y, con lo fácil que es, podés volver a hacer más cuando se te esté por acabar.

Preparación

Si el aceite de coco se solidificó, dale un golpecito de calor bien breve (en microondas, hornalla o simplemente dejándolo al sol un ratito hasta que se derrita). Por separado, mezclá el almidón de maíz con el bicarbonato y agregale a esa mezcla las gotitas del aceite esencial. Luego, sumalo al aceite de coco y revolvé bien. ¡Listo! Ya podés pasar la mezcla a un frasco. Al otro día vas a notar que quedó con una consistencia más endurecida (al principio parece como una crema blanda) y ahí está pronto para usar.

  • Pique n.° 4: En general te recomiendan lavar y usar un pote de desodorante en barra, pero no es necesario. Yo usé unos frasquitos de vidrio y de lata que tenía, comunes y corrientes, y es lo mismo. Lo que está bueno es que no sean demasiado grandes, así no te resulta incómodo tratar de sacar el producto, sobre todo cuando queda poco y tenés que llegar hasta el fondo.

Uso

Para usarlo, simplemente aplicá un poco de producto sobre la axila, masajeando para que se derrita un poco y la piel lo absorba. Podés ir viendo qué cantidad te viene mejor, pero, para empezar a probar, podés tomar una porción como del tamaño de medio dedo pulgar.

  • Pique n.° 5: Si usaste un frasco común de vidrio o plástico, usá una moneda, cucharita o broche viejos para agarrar el producto sin que te quede bajo las uñas.
  • Pique n.° 6: Probalo en tu casa algunas veces antes de adoptarlo como rutina, así te asegurás de que realmente funcione para vos y de que te sientas cómoda con el producto.

¡Ojo! Como tiene bicarbonato, la axila te va a quedar con unas manchitas blancas. Tenelo en cuenta si te vas a poner musculosas o ropa sin mangas, porque capaz que preferís usar otro tipo de desodorante esos días.

¿Te copó la idea? ¡Probá y contanos!

Cin Bichito luchando contra el mundo since 1984. Tengo tantas cosas que quiero leer, escribir, aprender y probar, tanta música para escuchar, tantos lugares para conocer y tantos gatitos para acariciar que no me va a dar la vida, pero moriré intentando.

Ilustración: Nat

Hoy te presentamos: Colectiva Violeta

Desde hace poco más de un año, la ciudad de La Paz (Canelones) tiene otro color. Las calles y las plazas se han empezado a mover. Se escuchan voces,...

Restringir a las mujeres: ¡un clásico!

Este domingo 23 de junio hay clásico, pero las entradas no están a la venta. Ingresan solo 200 espectadores por cuadro además de quienes tengan...

¿Para qué tenemos glúteos?

¿Alguna vez te lo preguntaste? La respuesta no tiene nada que ver con la estética, aunque sea de lo único que se habla, sobre todo cuando se trata...

¿No sabías? ¡Las vulvas son diversas!

¿Cuántas veces has oído hablar de los genitales externos masculinos? Ya sea en reuniones, centros educativos... ¡hasta están dibujados en las mesas!...

Harta lectura: más que palabras

No me sorprendería que en algún momento de tu vida te hayan dicho que los cómics no son literatura. Que son menos válidos, que son pavadas y que, a...

Relaciones tóxicas: aprender a sanar

[Opinión]Todas conocemos alguien que ha vivido una relación tóxica, ya sea un familiar cercano, una amiga o incluso nosotras mismas. Mucho se dice y...

Mi primera vez

[Opinión]Me acuerdo que estaba renerviosa. Había visto cómo se hacía en una novela argentina que daban en la tele. Sabía que era cosa de grandes,...

Mujeres fuertes en la ficción: Sansa Stark

[Opinión]Sansa Stark es un personaje de la serie Game of Thrones, que es considerada +18 en muchos países.Dentro del imaginario de George R. R....

Hablemos de la cultura de la pedofilia

Cuando hablamos de pedofilia, entendemos que es la atracción sexual de cualquier persona hacia menores. Nuestra cultura, así como muchas otras,...
Share This