fbpx
Teta y estética

La popularidad los salvará: el caso de Rodrigo Eguillor

[Opinión]

10 Dic 2018 | Conversemos

Hay un dicho que enseña a “escuchar las dos campanas” antes de juzgar. Es muy útil cuando sentimos que una persona actuó mal, porque solemos suponer las razones sin escuchar. Pero ¿aplica en cualquier situación?  

Hace unos días se hizo pública una denuncia de abuso sexual y violación contra Rodrigo Eguillor, un joven argentino. Tras la primera, se conocieron muchas más.  

El caso cobró relevancia pública porque la madre de Eguillor es fiscal y porque él decidió hacer un video en Instagram con declaraciones violentas, sexistas y clasistas.  

Lo detuvieron en el aeropuerto cuando pretendía irse a ver la final Boca-River en Madrid y el video de la detención se hizo viral porque gritó “llamen a mi vieja”.

El personaje

Entre tanto circo mediático por Rodrigo-Eguillor-el-personaje, se perdió de vista Rodrigo-Eguillor-acusado. “Cheto”, “Tincho”, “mantenido”, “nene de mamá”. Pila de adjetivos que fueron construyendo el perfil de un pibe que cada vez tiene más seguidores en Instagram y que ahora sale en los programas de televisión peinándose y charlando.

Parece que las redes sociales son un micromundo que no tiene eco en la realidad, pero no. Hicieron miles de memes de Eguillor, chistes con sus frases, ¡y hasta remeras! ¿Sobre la denuncia de violación? Nada. 

¿Dos campanas?

Debate larguísimo. ¿Vale lo mismo la voz de una persona que denuncia que la de una persona acusada de violación? ¿Creen que algún canal llevaría a un supuesto ladrón a dar su versión de los hechos? 

Eguillor no aparece en la tele porque hay que darle voz para que no sea injusto. Llevarlo o no llevarlo es tomar una decisión y pararse en una de las veredas. Porque “la voz objetiva” son los hechos, no la versión de una persona que, si acepta salir al aire, es para limpiar su imagen. 

Lo llamaron “el influencer del mes” al presentarlo en un informativo. ¿Se nota que cómo nombramos importa? ¿A quién influencia Eguillor? ¿A la impunidad social de tener seguidores en Instagram? ¿A instalar ideas de que hay hombres que por su físico “no precisan violar”? 

Eguillor consiguió lo que quería: cámara, mostrar su carisma, ganar seguidores, salir impune del juicio social general. Porque los medios legitimaron su voz al darle aire. Y ninguna elección de ese tipo es inocente. 

Lo que consumimos, lo que compartimos en redes, lo que pasamos en los grupos de WhatsApp, el canal que miramos, todo crea realidad, todo genera un colchón en el que Eguillor cae cuando sale de la cárcel y va derechito a la tele.

Porque por más plata que tenga, por más bobas que parezcan sus palabras, Eguillor no es un meme: Eguillor es un hombre acusado de violación. No perdamos el foco.

Colaboradora: Cachi
Este artículo fue escrito por una colaboradora externa al equipo de Harta. ¡Sumate vos también! Acá podés encontrar un formulario para ponerte en contacto con nosotras para que publiquemos tus palabras
Ilustración: Majo

El silencio es cómplice; algunas palabras también

EditorialHarta regresó de un breve descanso del mundo virtual, pero no de su acción política. En los últimos días seguimos junto al Encuentro de...

Cómo revivir tu ropa negra (o mandar cualquier prenda al lado oscuro)

Como ya te contamos, el mundo vive una crisis ambiental en la que desechamos ochocientos millones de kilos por año solo en Europa. Por eso, te...

Hablemos de doxing

Todes tenemos un montón de información personal dispersa en el universo de Internet, nos demos cuenta o no. No toda esa información es privada, sino...

Sola me gusto

Larissa y Nazareth son amigas y socias. Son las cofundadoras de Sola me gusto, un proyecto que comenzó en Barcelona en el año 2017 y en el que...

¿Conocés #KuToo?

El movimiento japonés en contra del uso obligatorio de tacos en espacios laborales #KuToo nace del juego de las palabras japonesas kustu (zapatos) y...

Tips para sobrevivir a las fiestas, siendo la única feminista en mi familia

Los encuentros familiares en las fiestas no siempre son agradables, sobre todo si estás metida fuertemente en la militancia feminista y tu entorno...

¿Cómo sobrevivo a las fiestas si soy la única feminista en mi familia?

Cada vez que empieza diciembre, el calor nos sofoca, el tránsito se hace imposible, los ómnibus están siempre repletos... además, las pruebas,...

Ser mujer y migrante en el Uruguay

Este artículo es parte de una serie de entrevistas a mujeres migrantes, en el marco del día internacional del migrante, 18 de diciembre. ¿Qué...

Una depilación que nadie pidió

El Photoshop de los pelos de la cantante Rodra Y así, como quien no quiere la cosa, se nos vino arriba diciembre. Terminó el liceo, algunas estamos...
Share This