fbpx
Ini Müller

Ocho de Mujeres

Corría el 2016. En Polonia el gobierno buscaba ilegalizar el aborto y penar con cárcel a aquellas que lo practicaran. En simultáneo, en Argentina, el femicidio de una chica de 16 años conmovía al país. En EE. UU., Donald Trump se postulaba como presidente y los republicanos, en contra de la accesibilidad a servicios de atención sexual y reproductiva, tomaban fuerza.

Llegó un punto en el que la desigualdad, la violencia y la cultura machista se hicieron insostenibles a lo largo y ancho de todo el mundo. Era necesario unirnos todas y gritar: ¡BASTA!

Así, desde el dolor y la rabia colectiva, surge el Paro Internacional de Mujeres, en una fecha ya conocida por el mundo entero: el 8 de marzo. El año pasado, mujeres de casi 50 países tomaron las calles bajo la consigna “Si paramos las mujeres paramos el mundo” con un claro mensaje: Si nuestras vidas no valen, ¡produzcan sin nosotras!

Pero… ¿por qué me importa?

Lo vemos desde lo más cotidiano hasta las terribles cifras de violaciones y femicidios: vivimos en una sociedad desigual que afecta diariamente a todas las mujeres. Una sociedad con características que incorporamos y aprendemos. Y así nos enseñan:

  • A ser calladitas, a “portarnos bien”, a no gritar.
  • A poner la mesa para nuestros hermanos y padres, a ayudar a mamá con la ropa.
  • A no vestirnos provocativamente, agachar la cabeza cuando nos gritan algo en la calle o nos tocan en el baile.
  • A no ser fáciles, ni mandonas, ni histéricas.
  • A no hablar de menstruación ni de sexo porque seríamos “ordinarias”.
  • A soñar con casarnos y ser madres. A sorprendernos frente a un padre que “ayuda”, como si no fuera tema de ambos.
  • A renunciar a nuestras carreras profesionales para cuidar de la familia e hijos, porque una mamá que viaja mucho por negocios mientras el papá está haciéndose cargo del hogar es una “mala madre”.
  • A tener un cuerpo y rostro perfecto para merecer un lugar en el mundo.

Papá Noel nos trae cocinitas, bebotes o artículos de limpieza mientras que a los niños le trae camiones, naves espaciales y superhéroes. Las publicidades de jabón en polvo nos dicen que nosotras, las mujeres, somos encargadas de la limpieza y los cuidados. Los celos, propuestos como demostración máxima de amor, nos dicen que somos propiedad de otro. La forma en que reaccionan si alguien divulga nuestras fotos íntimas nos hace sentir como si fuera nuestra culpa. Y así seguimos. La desigualdad salarial, el acoso callejero, las violaciones, las agresiones. Los femicidios.

Estamos HARTAS. Por eso, este 8 de marzo tiene que ser más nuestro que nunca. Por las mujeres que lucharon por los derechos que tenemos hoy, por nosotras y por las que vendrán.

Sumate al PIM, hablá con tus amigas, con tu familia, acercate a las marchas, charlá en el liceo o colegio con tus profes, pediles información o contales vos cómo te sentís y qué pensás.

Bienvenida a la revolución, te estábamos esperando.

Rory B.

Fan de Harry Potter, los tatuajes y los gatos. Científica joven con el alma en el interior y el cuerpo en Montevideo. Aún no puedo decidir qué me gusta más: el té o el café.

Ilustradora: Ini

Dibujos animados y diversidad

ATENTI: Este artículo tiene lenguaje inclusivo*   Todes estamos muy ligades a nuestra infancia; lo que sucedió en ese momento de nuestras vidas...

¿Puede que tenga endometriosis?

Si estás teniendo dolores muy fuertes durante la menstruación, sangrados abundantes, diarreas, vómitos, dolor en las relaciones sexuales... puede...

Sobre fútbol y su estrella del momento: Megan Rapinoe

El domingo pasado pudimos ver la final del mundial de futbol femenino, que se realizó en Francia, donde el seleccionado estadounidense se impuso 2-0...

Menos plástico vale más

[Encontrando opciones para minimizar su uso]El plástico es un recurso valioso. Sí, así como lo leés. Nos llega todo el tiempo el mensaje de que es...

Tres libros clásicos escritos por mujeres que deberías agregar a tu biblioteca

Cuando escuchamos las palabras “clásicos de la literatura” generalmente se nos vienen a la mente libros escritos por varones. ¿Cuál es la razón?...

Mitos sobre desórdenes alimenticios que debés desterrar

Cuando hablamos de trastornos alimenticios, tendemos a pensar en un estereotipo muy marcado: una mujer joven, blanca, muy delgada. Es real que hay...

Violencia sexual y terrorismo de Estado

Seguro que alguna vez viste alguna de esas películas de batallas antiguas en las que las mujeres son tomadas como “botín de guerra” y transformadas...

Harta lectura: no creas todo

Quería contarte sobre las novelas de la autora argentina Mariela Peña por varios motivos. El primero, porque son muy divertidas, rápidas y...

Pack o nudes: ¿qué hago si me piden eso?

Estás en una conversación intensa por chat, la temperatura empieza a subir y una cosa lleva a la otra hasta que recibís o te piden tu pack o una...
Share This