fbpx
María Alcaraz

¿Qué son los micromachismos?

[opinión]

4 Abr 2018 | Conversemos

Seguramente estés acostumbrada a escuchar dichos o vivir situaciones que tienen que ver con cuestiones de género. Parecen cosas normales o comunes, pero en realidad refuerzan el machismo y no está bueno dejarlas pasar. Si tratás de buscar un ejemplo ahora, es posible que no lo encuentres, porque son cosas que inconscientemente tomamos como naturales y, por eso mismo, resultan invisibles.

Capaz te pasó alguna vez que, cuando vas a salir, tus padres te dicen: “¿vas a ponerte esa pollera tan corta?”, mientras que a tu hermano no le cuestionan nada que tenga que ver con la vestimenta. O que, cuando van a poner la mesa, te piden a vos, mujer, que “ayudes” a tu madre, también mujer. Esos son los llamados micromachismos.

Ejemplos básicos de micromachismos

  • Que un varón se niegue rotundamente a que una mujer le ceda el paso o el asiento. Que una mujer mire mal a un hombre que no la deja pasar o le cede el asiento.
  • Que un varón y una mujer pidan bebidas en un bar, y que la más fuerte o con alcohol se la den a él y la más suave o light se la den a ella.
  • Que el mozo le entregue la cuenta al varón, porque considera obvio que es él quien va a pagar.
  • Que se salude con un beso a la mujer y se le dé la mano al varón.
  • Que haya cambiadores de pañales solo en los baños de mujeres.
  • Que las mujeres paguen menos en los bailes o fiestas.
  • Que digan “así no se comporta una señorita” cuando una mujer dice una mala palabra o no se sienta con las piernas cruzadas, mientras que los varones se sienten en toda su libertad de ir con las piernas abiertas en el ómnibus y ocupar el espacio del asiento de al lado.
  • Que se dé por sentado que el celeste es para varones y el rosado para nenas.

¿Por qué es importante eliminar los micromachismos?

Que sean micro no quiere decir que sean poco importantes. Esta violencia invisible se impregna en la vida doméstica, en la laboral y hasta en la manera en la que hablamos. Y aunque algunas de estas situaciones puedan sonar no tan graves, son actitudes que perpetúan una forma machista de entender la realidad y muchas veces derivan en violencias aun peores. ¡No las dejes pasar!

Hablalo con tus amigas y con tus padres. Una vez que seas consciente de que los micromachismos existen y de que no están bien, vas a empezar a detectarlos en todos lados y no los vas a tolerar más.

Como verás, en el título de la nota se utilizó la palabra entre signos de pregunta, porque no está muy bueno que se los llame micro (como si fueran algo pequeño o poco importante). Estas actitudes son machistas y sostienen la dominación del género masculino, por lo que la idea de llamarlos micromachismos tiene más que ver con el hecho de que suelen ser invisibles (o difíciles de detectar) y no con su grado de importancia.

Si te interesa leer más sobre este debate te recomendamos este artículo de Begoña Marugá, que fue publicado en el portal eldiario.es

Cecilia González

Este artículo fue escrito por una colaboradora externa al equipo de Harta. ¡Sumate vos también! Acá podés encontrar un formulario para ponerte en contacto con nosotras para que publiquemos tus palabras

Ilustradora: María Alcaraz

El silencio es cómplice; algunas palabras también

EditorialHarta regresó de un breve descanso del mundo virtual, pero no de su acción política. En los últimos días seguimos junto al Encuentro de...

Cómo revivir tu ropa negra (o mandar cualquier prenda al lado oscuro)

Como ya te contamos, el mundo vive una crisis ambiental en la que desechamos ochocientos millones de kilos por año solo en Europa. Por eso, te...

Hablemos de doxing

Todes tenemos un montón de información personal dispersa en el universo de Internet, nos demos cuenta o no. No toda esa información es privada, sino...

Sola me gusto

Larissa y Nazareth son amigas y socias. Son las cofundadoras de Sola me gusto, un proyecto que comenzó en Barcelona en el año 2017 y en el que...

¿Conocés #KuToo?

El movimiento japonés en contra del uso obligatorio de tacos en espacios laborales #KuToo nace del juego de las palabras japonesas kustu (zapatos) y...

Tips para sobrevivir a las fiestas, siendo la única feminista en mi familia

Los encuentros familiares en las fiestas no siempre son agradables, sobre todo si estás metida fuertemente en la militancia feminista y tu entorno...

¿Cómo sobrevivo a las fiestas si soy la única feminista en mi familia?

Cada vez que empieza diciembre, el calor nos sofoca, el tránsito se hace imposible, los ómnibus están siempre repletos... además, las pruebas,...

Ser mujer y migrante en el Uruguay

Este artículo es parte de una serie de entrevistas a mujeres migrantes, en el marco del día internacional del migrante, 18 de diciembre. ¿Qué...

Una depilación que nadie pidió

El Photoshop de los pelos de la cantante Rodra Y así, como quien no quiere la cosa, se nos vino arriba diciembre. Terminó el liceo, algunas estamos...
Share This