fbpx
Ilustración de una teta desnudo donde dice "free the..." al rededor del pezón

La misoginia en redes sociales: un pezón como invitación a opinar

Seguro has visto torsos desnudos de cuerpos masculinos por toda la web, pero… ¿por qué nosotras no podemos mostrarnos igual de libres sin ser sexualizadas o censuradas? Las redes sociales prohíben cualquier contenido que exponga la areola o el pezón de los cuerpos feminizados, y las mujeres sufren la presión social para esconder su desnudez.

Si subimos en las redes una foto en la que se vea un pezón, la imagen será eliminada. Si subimos varias, nuestra cuenta será suspendida. Y mientras la imagen está en línea, seguramente recibamos comentarios violentos o abusivos.

Esto llevó a mujeres de todo el mundo a unirse al movimiento Free The Nipple (Libera el pezón, en inglés) y compartir sus fotografías a través del hashtag #freethenipplemovement y #freethenipple. Esta iniciativa no promueve el desnudo femenino porque sí, sino que denuncia públicamente que el torso de la mujer sea aún visto como contenido sexual.

Un poco de historia

Free The Nipple nació de una idea de la cineasta Lina Esco luego de que su trabajo fuera censurado. Eso la motivó a denunciar la desigualdad con la que las redes manejan las imágenes de cuerpos desnudos. Lina descubrió que las redes tienen algoritmos para censurar pezones, pero no impiden publicar videos de mutilaciones a personas. Al parecer, un pezón es demasiado obsceno para sus estándares.

Su campaña busca “liberar al pezón femenino” en Estados Unidos y que este se pueda mostrar en público, en redes sociales y en la televisión después de las 10 de la noche. “Si un adolescente ve en promedio miles de seres humanos asesinados y utiliza videojuegos donde se torturan a personajes femeninos, puede soportar un pezón”, sostuvo en una columna que escribió hace algunos años en The Huffington Post y que recoge El Mercurio Online. 

A mediados de 2019, la youtuber española Melo Moreno subió una foto en Instagram donde estaba junto a sus amigas en una piscina sin la parte superior del bikini. La foto fue bajada de inmediato, y la reacción de la youtuber, sus amigas y sus seguidores no se hizo esperar: muchos resubieron la misma foto en diferentes plataformas y Melo se pronunció sobre #freethenipple. En un video de Youtube, comentó que “las mujeres queremos ser igual de libres que el resto de la humanidad” y que la foto es un grito de “quiero ser libre”.

Foto subida en las redes sociales de Melo Moreno donde se ven los pezones de ella y sus amigas a través de un vidrio.

Otro caso más cercano ocurrió el 28 de setiembre, cuando se realizó el festival Futurock en Argentina. Allí, la cantante y compositora Marilina Bertoldi subió al escenario vistiendo un traje blanco sin nada debajo del blazer. Cada vez que se movía, se veían sus pezones. Instagram censuró todas las fotos y videos que tanto el público como ella habían subido a la plataforma. Al final del día, la misoginia y la censura hace que terminemos hablando de las tetas de Marilina y dejando de lado su arte. Para contrarrestar esto, te dejamos una de sus canciones para que, como dice ella, dejemos de estar enojadas y pasemos a estar preparadas.

 “Por presión social me siento avergonzada”

“¡Comportamiento obsceno!”
“¡Contenido sensible!”
“¡Ofensa criminal!”
“¡Regalada!”
“¡Ordinaria!”
Sin importar el país donde nos encontremos, escuchamos este tipo de condenas todos los días cada vez que entramos a una red social y nos eliminan una historia. Nos comentan cosas totalmente fuera de lugar cada vez que salimos en un video y nos gritan groserías. ¿Y por qué? Simplemente porque queremos sentirnos libres de expresarnos como se nos plazca en ese momento.

Estuvimos hablando con ustedes en nuestra cuenta de Instagram y muchas nos comentaron cómo se sienten al ver estos comentarios misóginos sobre nuestros cuerpos: “terminé borrando las fotos de lo mal que me sentí con lo que me dijeron”, {muchos ven en un pezón una invitación a opinar”, “me obligaron a eliminarla”, “por presión social me siento avergonzada”.

Mon Laferte en los Latin Grammy con el torso desnudo donde se lee

Estamos hartas

Las redes sociales nos están diciendo constantemente que no podemos ser libres, que no podemos expresarnos y que, si lo hacemos, no somos más que un error a censurar.

Nuestros cuerpos son así, con pelos, con tetas, con pezones, con menstruación, con acné, con estrías, con celulitis. No queremos ni necesitamos que nos emparchen con sus mentiras y con sus censuras. Existimos y estamos hartas de que lo sigan negando. Por eso hoy decimos basta. Basta de esconderse en mentiras y estereotipos, basta de censurar nuestros cuerpos.

#FreeTheNipple

Rocío Techeira y Octavia Flor

Ilustradora: Pitanga

En este artículo:

feminismo política

Share This