fbpx
Harta lectura: ser fan

Harta lectura: ser fan

Una de las cosas por las que más se critica a las adolescentes es por ser fans. Por sentir admiración y pasión por algo y expresarlo a través de redes sociales, del fanart, fanfiction, o solamente emocionándose. Como sea, siempre se menciona a las fans de forma despectiva, desvalorizándolas a ellas y a su criterio, sobre todo si son adolescentes. ¡Como si eso hiciera que las cosas o ellas valieran menos!

Fangirl, de Rainbow Rowell

Esta amena y cálida novela nos cuenta la historia de Cath, una chica que acaba de terminar la secundaria y, junto a su hermana gemela, se dispone a emprender su nueva vida como universitaria. Pero esto no es todo, porque a estas hermanas las une una pasión: son fanáticas de la saga de Simon Snow —atentas, que la autora sacó una novela sobre este personaje y se llama Moriré besando a Simon Snow—, que vendría a ser una especie de Harry Potter, por la importancia que tiene entre los lectores. Son tan fans que hasta escriben fanfiction sobre Simon Snow, especialmente Cath.

Entonces, Cath se da cuenta de que la universidad no es lo que ella esperaba y que escribir no es tan fácil como creía. Y que, además, escribir fanficion está considerado como un hobby algo patético y vergonzoso entre sus compañeros de clase. Por si fuera poco, su hermana ya no está tan interesada en Simon Snow ni quiere seguir escribiendo con ella. Esto pone a Cath a prueba, sobre todo en dos cosas que parecían ser vitales para ella: su fanatismo hacia esa saga de libros que ama y lo mucho que le gusta escribir fanfiction. Llena de dudas sobre lo que hace, lo que los demás piensan que debería hacer y sobre sus capacidades, Cath atraviesa esta novela acompañada por nuevos amigos que la van a ayudar a descubrir quién es.

Y, lo más importante: aprender que tiene derecho a sentir pasión por lo que le gusta y expresarlo como tenga ganas. Porque tenemos derecho a hacerlo, vos, yo, todas. Y eso no nos hace menos.

Sofi Aguerre Leo, escribo, reseño, corrijo y traduzco. Hago muchas cosas y me quejo de que no tengo tiempo. Fan del otoño, el té, los gatitos y las cosas brillantes.

Ilustración: vale_inthesky

Cómo revivir tu ropa negra (o mandar cualquier prenda al lado oscuro)

Como ya te contamos, el mundo vive una crisis ambiental en la que desechamos ochocientos millones de kilos por año solo en Europa. Por eso, te...

Hablemos de doxing

Todes tenemos un montón de información personal dispersa en el universo de Internet, nos demos cuenta o no. No toda esa información es privada, sino...

Sola me gusto

Larissa y Nazareth son amigas y socias. Son las cofundadoras de Sola me gusto, un proyecto que comenzó en Barcelona en el año 2017 y en el que...

¿Conocés #KuToo?

El movimiento japonés en contra del uso obligatorio de tacos en espacios laborales #KuToo nace del juego de las palabras japonesas kustu (zapatos) y...

Tips para sobrevivir a las fiestas, siendo la única feminista en mi familia

Los encuentros familiares en las fiestas no siempre son agradables, sobre todo si estás metida fuertemente en la militancia feminista y tu entorno...

¿Cómo sobrevivo a las fiestas si soy la única feminista en mi familia?

Cada vez que empieza diciembre, el calor nos sofoca, el tránsito se hace imposible, los ómnibus están siempre repletos... además, las pruebas,...

Ser mujer y migrante en el Uruguay

Este artículo es parte de una serie de entrevistas a mujeres migrantes, en el marco del día internacional del migrante, 18 de diciembre. ¿Qué...

Una depilación que nadie pidió

El Photoshop de los pelos de la cantante Rodra Y así, como quien no quiere la cosa, se nos vino arriba diciembre. Terminó el liceo, algunas estamos...

Adultocentrismo y adultismo

  “Ya vas a entender cuando seas grande”. ¿Alguna vez sentiste que tu opinión resultaba invalidada por un adulto solo porque tenés menos edad o...
Share This