fbpx
Gravedad cero

Gravedad cero

30 Jul 2019 | Estilo

Uno de los primeros signos de que tu cuerpo está cambiando a causa de las hormonas de la pubertad es el desarrollo de las glándulas mamarias. Junto con el vello púbico, en axilas y piernas, verás que los pezones comienzan a sobresalir un poco y quizás te incomode el roce con la ropa.

Estos temas, además de hablarlos con tus amigas, siempre podés consultarlos con tu médico de confianza. Puede que ya estés en edad de ir a una consulta ginecológica para plantearle cómo encarar estos y otros cambios que experimentará tu cuerpo, a su ritmo (cada uno tiene el suyo).

Tetas

Pero hoy la movida viene de tetas, senos o mamas. Nada de “chichis”, ni “bubis”, ni seudónimos raros. Es un hecho: te van a crecer senos. A menos que no te sientas cómoda con tu identidad de género, algo que también puede suceder y no es para alarmarse, es hora de tomar algunas decisiones y derribar mitos al respecto.

Quizás tu mamá o una hermana mayor o tía te pregunte si querés usar soutien. Tal vez tus amigas ya comenzaron a usarlo en la escuela y vos todavía no te decidiste. Tranquila. Lo primero que hay que saber es que se trata de una moda. Mejor ni intentes buscar “sujetador” en Wikipedia, porque la verdad que se merece una editatón de acá a la China. El contenido es, por lo menos, un disparate. Para que veas que no siempre la Wiki te salva la tarea…

Hay opciones

Entonces, recapitulando, no tenés que usar un soutien si no te va a hacer sentir más cómoda. Es lo que se llama una convención social. Seguro que escuchaste miles de leyendas sobre las ventajas y desventajas de usar esta prenda. No, no se te van a caer si no usás. Y si usás, tampoco van a ser mejores. No te preocupes si son mini, porque apenas están creciendo. Tampoco si sos de talla grande. Eso sí, no las oprimas, porque están llenas de venas y necesitan una buena circulación sanguínea.

Usar soutien no te hace más femenina. Eso es algo que vas a ir construyendo vos con el tiempo, sin apuro ni presiones. Vos tranqui. Mientras lo pensás mejor, podés usar una camiseta de microfibra, que además en invierno es una salvación porque vas a estar más abrigada.

Podés usar un top deportivo, una camiseta de algodón o no usar nada. Como su nombre lo indica, es ropa interior. Debería ser respetuosa con lo que vos sentís. Y si te divierte usar y cambiar de modelos y de colores, adelante. Pero es tu decisión. Que se calme tu tía, bien por tu amiga que ya usa hace mil. Vos sos vos, y tu cuerpo te va a pedir lo que necesita.

Tal vez te interese

 

Macarena

Ilustración: Verónica

Este artículo fue escrito e ilustrado por integrantes de nuestro equipo de colaboradoras fijas. ¡Sumate vos también! Acá podés encontrar un formulario para ponerte en contacto con nosotras.

En este artículo:

cuerposamor propio

Share This