fbpx
Fainá relleno (o no)

Fainá relleno (o no)

Esta receta es 2x1: podés usarla para preparar una torta de fiambre de textura suave y deliciosa o directamente hacer un riquísimo fainá de queso. Eso sí: ¡necesitás una licuadora!

¿Qué lleva?

  • 4 huevos.
  • 1 taza de harina.
  • 1 taza de almidón de maíz.
  • 1 taza de queso rallado.
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1/2 taza de aceite (el que quieras).
  • 2 tazas de leche.

Si lo vas a rellenar:

  • 200 gramos del fiambre que más te guste.
  • 200 gramos de muzzarella o queso en fetas.

¿Qué preciso?

  • Una licuadora.
  • Una asadera grande (redonda o rectangular, preferiblemente de paredes altas para trabajar más cómoda).

¿Cómo se hace?

Más fácil, imposible: ponés todos los ingredientes (¡menos los del relleno!) en la licuadora y licuás, licuás… Si ves que algunos de los ingredientes secos quedan pegados en las paredes de la licuadora, apagala y con una espátula o cuchara los raspás hasta que se mezclen con el resto. Licuás un poco más y listo.

En la asadera, a la que previamente le ponés aceite por el fondo y las paredes, echás la mitad de la masa licuada (a ojo, nomás). Luego sobre esa masa apoyás las fetas de fiambre y de queso. La masa es bastante líquida, pero no te preocupes, el relleno no se va a hundir del todo. Cuando cubriste todo con el relleno, le echás la otra mitad de masa por encima.

Llevás al horno a 180 º aproximadamente 40 minutos. Andá fijándote: los bordes tienen que tomar un color dorado y la parte de arriba tiene que lucir bien seca.

¡A servir!

Esperá que se enfríe un poco para sacarla de la asadera. Si ves que te cuesta sacarla, no hagas movimientos bruscos, porque es una torta blanda. Es mejor que la cortes dentro de la asadera y con una espátula vayas sacando los pedazos. No debería pegarse, pero esto depende mucho del tipo de asadera que uses.

Variantes

Como viste, podes rellenarla o directamente echar toda la masa de una vez en la asadera y hacer un fainá de queso súper suave y esponjoso. Pero también podés ponerte creativa y ponerle condimentos secos a la masa (orégano, albahaca, ajo y perejil…) o en lugar de rellenarla con fetas podés mezclar en la masa cubitos de fiambre o de queso, o probar con aros de cebolla salteados… yo nunca lo hice, pero ¿por qué no?

Tips

Si cuando está en el horno te genera dudas sobre si está cocida, podés pincharla con un escarbadientes y ver si el palito sale sin restos de masa cruda.

Receta: Ine

Fotografía: Giana

A jugársela: una charla con Macarena Sánchez

Macarena tiene 28 años y es de Santa Fe. Cuando iba a ver a su papá jugar al fútbol en la plaza con los amigos, no se imaginaba todo lo que vendría...

Instagram y body positivity

En Instagram, una red social principalmente visual, es común ver retazos de la vida de la gente en los que siempre son felices, tienen algo...

Te veo mañana

Hablar de salud mental es tabú. Y dentro de ese tabú, hablar de suicidio es aún peor. Algo así le pasó a Stephy cuando era adolescente y un...

Dibujos animados y diversidad

ATENTI: Este artículo tiene lenguaje inclusivo*   Todes estamos muy ligades a nuestra infancia; lo que sucedió en ese momento de nuestras vidas...

¿Puede que tenga endometriosis?

Si estás teniendo dolores muy fuertes durante la menstruación, sangrados abundantes, diarreas, vómitos, dolor en las relaciones sexuales... puede...

Sobre fútbol y su estrella del momento: Megan Rapinoe

El domingo pasado pudimos ver la final del mundial de futbol femenino, que se realizó en Francia, donde el seleccionado estadounidense se impuso 2-0...

Menos plástico vale más

[Encontrando opciones para minimizar su uso]El plástico es un recurso valioso. Sí, así como lo leés. Nos llega todo el tiempo el mensaje de que es...

Tres libros clásicos escritos por mujeres que deberías agregar a tu biblioteca

Cuando escuchamos las palabras “clásicos de la literatura” generalmente se nos vienen a la mente libros escritos por varones. ¿Cuál es la razón?...

Mitos sobre desórdenes alimenticios que debés desterrar

Cuando hablamos de trastornos alimenticios, tendemos a pensar en un estereotipo muy marcado: una mujer joven, blanca, muy delgada. Es real que hay...
Share This