fbpx
El sueño de la piba

El sueño de la piba

[Conocé a nuestra selección del mundial sub-17]
Que te apasione jugar al fútbol y llegar a una competencia mundial debe ser tremendo logro. Algunas de las gurisas que están compitiendo en el Mundial Sub-17 nos contaron cómo sienten el deporte y el hecho de representar a Uruguay en la cancha.

“Jugar al fútbol para mí es un estilo de vida, es lo mejor que me puede pasar.” Así define Sasha Larrea lo que siente hacia este deporte, que la llevó nada menos que a la selección que está disputando el torneo mundial de fútbol femenino, del que Uruguay es país anfitrión.

La joven de 17 años, que juega en Peñarol en la posición de centrocampista, no es la única de las seleccionadas que vive intensamente el fútbol. Su compañera Valentina Morales, con la que juega tanto en Peñarol como ahora en la selección, dice que el fútbol es todo para ella.

“Es eso que siempre te hace bien. Si estás en un mal día o te peleaste con alguien o tuviste algún problema, el fútbol te lo saca automáticamente. Es lo mejor y no me arrepiento de jugarlo. Te hace vivir momentos y conocer personas inolvidables”, comenta Valentina, que recuerda con emoción cuando le avisaron que estaba convocada a la selección. “Fui corriendo hasta donde estaban mis padres y cuando les conté me abrazaron.”

“Recuerdo que cuando me convocaron a la selección no lo podía creer, menos aún cuando nos citaron en el Charrúa para una charla que se hacía con todas las jugadoras”, cuenta Daniela Olivera. Ese mismo día tuvieron su primera práctica y Daniela pudo conocer a sus compañeras de selección y acercarse más a ellas, aunque reconoce que ese día de la primera citación estaba “muy nerviosa”.

¿Y qué significa el fútbol para Daniela? “Es una pasión única, que no se la puedo explicar a nadie. Es sentir muchos sentimientos a la vez: enojo, felicidad, orgullo… todo está en un entrenamiento o partido, las emociones que te brinda jugar al fútbol son únicas, a tal punto de llorar o estar feliz. Es lo mejor que te puede pasar en la vida.”

Las gurisas están superemocionadas de poder demostrar eso que las apasiona en una competencia mundial, ¿las vas a acompañar?

Ine Me gusta todo lo que tenga que ver con las letras: leo, escribo, corrijo, vivo entre papeles y pantallas. No puedo vivir sin descubrir música nueva.

Ilustración: Clara

Mirá cómo nos ponemos

[Opinión] Yo a veces vivo en un táper, es cierto, pero la primera vez en mi vida que oí hablar de Juan Darthés fue cuando Calu Rivero vocalizó las...

¡Que vivan los emprendimientos de mujeres!

Cuando pensamos en comprar regalos, o algo para nosotras, siempre nos basamos en las mismas tiendas, en la publicidad que recibimos a diario, y no...

Sí, no, cuál y cuándo: el mundo del soutien

Ah... el mundo de los soutienes. No sé a vos, pero a mí siempre me generó más dudas que certezas. ¿Uso o no uso? Si uso, ¿qué tipo elijo? ¿Qué talle...

La popularidad los salvará: el caso de Rodrigo Eguillor

Hay un dicho que enseña a "escuchar las dos campanas" antes de juzgar. Es muy útil cuando sentimos que una persona actuó mal, porque solemos suponer...

Declaración Universal de Derechos Humanos: #DocumentosQueSí

El 10 de diciembre es el Día Internacional de los Derechos Humanos. Pero ¿por qué es importante? Hace exactamente setenta años, el 10 de diciembre...

¿Hacer dieta? ¡Mejor cuidarse!

Llega el verano y empieza el bombardeo, en revistas, publicidades y redes sociales, de dietas que ofrecen bajar muchos kilos en muy poco tiempo....

Feminista, ¿no femenina?

[Opinión] Últimamente se está viendo por muchos lados la expresión “soy femenina, no feminista”, que da a entender que las mujeres hemos perdido...

El juicio a Dalas Review: un caso de justicia frente a abusadores

YouTube es una red social inmensa y seguro que vos la usás: para escuchar música, buscar cómo hacer algo o seguir a la infinidad de youtubers que...

Harta lectura: hablemos

Hay muchos temas de los que no se habla. Muchos tabúes que callamos o que comentamos en voz baja. Cosas que escuchamos de pasada, porque no las...
Share This