fbpx
Demasiado picky

Demasiado picky

[Opinión]
¿Te acordás de la canción que repetía muchas veces “Ella es demasiado picky, picky, picky, picky, picky”? ¿Alguna vez reparaste en la letra?

La canción de Joey Montana cuenta en primera persona lo que sintió al ser rechazado en un baile por una chica con la que él quería bailar y la acusa de ser picky (quisquillosa). Ella llega a decirle que tiene novio (la excusa que varias estamos acostumbradas a usar porque, al parecer, algunos respetan más a un novio de mentira que a una mujer que les dice que no), pero él no le cree, entonces sigue insistiendo y culpándola.

Si vos te encontraras a un Joey cualquiera (llamémosle Joey a estos chicos insistentes de los bailes) en un boliche, seguramente tratarías de alejarte a como dé lugar. Pero sabés, como yo, que muchas veces tenemos una vocecita en nuestra cabeza que nos dice “bueno, una canción y me voy”, “me hago la interesada por cinco minutos para que no moleste más”, o simplemente “le voy a sonreír y rechazar amablemente aunque siga insistiendo”. Incluso llegamos a mentir sobre nuestra sexualidad para que Joey se vaya.

En la vida nos vamos a encontrar con muchos Joeys, y no siempre están en los boliches. A veces son conocidos sin confianza que te piden un abrazo enfrente de todos, o personas que te preguntan si no les vas a dar un beso antes de irte. A veces pueden ser situaciones, como haber ido a la casa de una cita y que parezca implícito que le tenés que dar un beso o tener relaciones. “O por lo menos, eso es lo correcto”, te decís a vos misma, o “hago esto así me puedo ir rápido”.

¿Qué podemos hacer con los Joeys de la vida?

Vivimos en una sociedad que les enseña a las mujeres a ser amables en toda situación. No digo que ser así sea malo, pero se termina naturalizando esa forma de ser en las relaciones. Y muchos varones se acostumbran a esperar esa amabilidad y sienten que les debés esa sonrisa o esos cinco minutos de charla en el boliche, o un beso de despedida o incluso sexo después que pasaron todo un día juntos.

Hasta acá hablamos de los Joeys como hombres, pero tené en cuenta que también tus amigas o tus padres pueden favorecer este tipo de actitudes. “Ya sé que Fulano no te gusta, pero es tan buen pibe… ¿por qué no le das una oportunidad?”. Que Fulano sea un “buen pibe”, ¿significa que es una especie de ser benevolente e intocable, o significa que tienen la misma amabilidad que se espera de una mujer, lo que lo hace “mejor que el resto de los hombres”? A vos, ¿la gente te dice que sos buena piba? ¿o simplemente se espera que seas así?

Hombres o mujeres, hay Joeys en todos lados y pueden ser muy peligrosos. Hay casos de criminales que se paran en la calle llorando, con la excusa de tener un perro herido, mientras esperan que mujeres vayan a ayudarlos para secuestrarlas, porque se espera que la mujer ayude, que sea amable.

Lo importante es que entiendas que estás en tu derecho a no ser amable, a cuestionar estas actitudes, a entender que te podés ir de la casa de quien quieras en cualquier momento, a entender que no tenés que bailar ni un solo baile con Joey. Ser amable está bien, pero ser amable a expensas de tu felicidad, no. ¿Qué pensás de esto? ¿Te has tenido que cruzar con algún Joey en tu vida?

Ary Globofóbica, amante de la imaginación, comediante y comunicadora. Busco destruir el patriarcado llenándolo de brillantina, vieron que es insacable. Le digo no a la gilada, y sí a la pizza y las pelis.

Ilustración: emahia

Cómo cuidar tu pelo este verano (en 5 simples pasos)

Se viene el verano e internet se llena de tips para cuidarte. Que dietas, que ropas, que protector solar… Mi intención no es sumar una lista de cosas que tenés que hacer, sino tirarte algunos consejos por si querés evitar que tu pelo se seque y se debilite. Empecemos ☀️

El verano y les gordes

Hace un tiempo, en Harta reflexionamos con una nota publicada en plena pandemia sobre el boom de “chistes” sobre el vínculo de la comida con el encierro, la ansiedad y la incertidumbre. Luego retomamos el tema con un artículo sobre el culto a la delgadez. Llegó el verano y me parece importante volver a este tema que nos atraviesa, desde la vivencia personal o cercana. Porque el momento de lucha contra la gordofobia es posible y necesario.

3 razones para decirle no a la pirotecnia sonora

Seguramente ya estés acostumbrada a recibir la Navidad y el Año Nuevo en medio del estruendo y las luces de la pirotecnia que llenan la ciudad a las 00:00. Pero esta tradición, que a muchos les parece divertida, para otras personas y para los animales domésticos significa una verdadera tortura. Hoy te traemos tres razones para decirle que no y algunos datos acerca de las decisiones que se están tomando en nuestro país para regular su uso.

The Breakfast Club: un clásico para hacernos reflexionar

The Virgin Suicides, en español Las vírgenes suicidas (1999), es el primer largometraje que dirigió Sofía Coppola y está basada en una novela del mismo título, escrita por Jeffrey Eugenides.

5 consejos para pasar las fiestas en tiempos de COVID

Llegan las fiestas en medio de un contexto de pandemia, y después de un año extraño y difícil. Con todo esto que pasa, es natural que se generen situaciones complicadas de enfrentar.

Harriet Tubman: la libertadora de esclavos

Seguimos contándote historias de mujeres que marcaron hitos en todo el mundo. Esta vez vamos a remontarnos a Estados Unidos para mirar la curiosa, valiente e increíble vida de Harriet Tubman, una abolicionista de la esclavitud y luchadora por el sufragio universal.

¿El método «Curly Girl» para pelo lacio? ¡Sí!

Ya habrás leído en notas anteriores todo lo que tiene que ver con el cuidado del pelo con rulos, pero capaz que te pasó lo mismo que a mí: te interesó la parte de dejar que tu pelo esté sano, pero no entendés cómo pega el famoso «Curly Girl Method» con tus mechas lacias. Hoy te cuento qué hago y cómo me sirvió a mí.

The Virgin Suicides: la crítica detrás del misterio

The Virgin Suicides, en español Las vírgenes suicidas (1999), es el primer largometraje que dirigió Sofía Coppola y está basada en una novela del mismo título, escrita por Jeffrey Eugenides.

Violentadas en cuarentena: porque la violencia de género sigue aún en pandemia

A raíz de la pandemia de COVID-19, en gran parte de los países del mundo se vivieron y viven aún hoy situaciones de cuarentena, confinamiento o distancia social. Muchas veces hablamos de que el 2020 fue un año de frenar, en el que nuestra vida se paralizó. Sin embargo, la violencia de género siguió caminando.

Share This