fbpx
El juicio a Dalas Review: un caso de justicia frente a abusadores

El juicio a Dalas Review: un caso de justicia frente a abusadores

YouTube es una red social inmensa y seguro que vos la usás: para escuchar música, buscar cómo hacer algo o seguir a la infinidad de youtubers que tienen canales de reseñas, de bromas, de videojuegos, de belleza…

Capaz que en ese universo audiovisual inmenso te cruzaste alguna vez con Dalas. Tiene varios canales de YouTube dedicados a hacer bromas, jugar videojuegos y hablar de todo un poco; también tiene algunos libros escritos. Pero si es conocido por algo, es por la polémica. Es uno de los youtubers más conocidos de España, su público es muy joven y se ha peleado con medio mundo. También es conocido por sus críticas al feminismo, a la izquierda y, especialmente, por su trato a las mujeres: sus exes han hablado de maltrato físico y psicológico infligido por él. Y, también, varias menores han denunciado de manera formal el acoso y abuso sexual.

Pero ¿qué pasa cuando alguien tan famoso acarrea todo esto tras de sí?

Las denuncias en redes y las denuncias formales

Si hay algo particular en Dalas es que es el youtuber más metido en el “salseo”. El salseo es la forma de referirse a los chusmeríos que hay dentro del universo de YouTube, que generalmente tienen que ver con que dos youtubers son pareja, quién se declaró gay recientemente, quién quedó en la bancarrota o perdió suscriptores por un mal video.

Pero lo de Dalas va más allá: cuando se separó de Miare, su ex (que también es youtuber), empezaron a salir a la luz hechos que rompían con ese halo de chico desenfadado con opiniones controversiales y se pasó a hablar de maltrato y acoso. Él instaba a sus seguidores a insultar a su ex. Ella habló de maltrato psicológico e incluso físico hacia ella y su perro. Otras se envalentonaron y hablaron también: se hizo viral en redes sociales cómo un montón de chicas sostenían carteles que decían “Dalas me violó”. Muchas de ellas eran menores de edad.

Hoy, esas historias pasaron a lo legal y ya se ha dado la primera parte del jucio por parte de una adolescente hacia Dalas. La chica cuenta que fue abusada a los 13 años por él en el Parque del Retiro (Madrid) y que fue víctima de ciberacoso de su parte, ya que constantemente le pedía fotos desnuda.

En la primera audiencia no solo declaró la chica, sino también cinco testigos en contra de él. La Fiscalía Provincial pide cinco años de prisión, once años de inhabilitación para trabajar con menores y nueve de alejamiento de la víctima por abuso sexual a menores y ciberacoso sexual infantil. El juicio ha quedado visto para sentencia, es decir que ya fue deliberado y solo queda tomar la decisión final de si se lo declara culpable o inocente. Esto podrá llevar unos días, pero dadas las pruebas, todo parece claro: Dalas es culpable.

El fin de una era

Miare fue una de las principales afectadas por Dalas y su accionar: empezó con él siendo menor de edad y tuvieron una relación tormentosa. Cuando decidió dar por finalizada la relación, el acoso no cesó: él envió a seguidores a insultarla y le hizo un juicio por la tenencia del perro, que ganó a pesar de que había pruebas de que maltrataba al animal. También se burló de otras exnovias y salientes, dio información de ellas, continuó los hostigamientos.

Por detrás, otras tantas chicas hablaban del acoso y abuso de Dalas. Estas denuncias “perdían credibilidad” por ser en redes sociales: se acusaba a las chicas de colgarse de la fama de uno de los youtubers más reconocidos, aunque el comportamiento y forma de pensar de él, demostrado claramente en sus canales de YouTube y en otras redes sociales, parecía comprobar las denuncias virtuales que ellas hacían.

La realidad es que esta no es la primera denuncia formal hecha: María Rubio (Miare) e Ingrid Míchel (otra expareja) ya le habían hecho una denuncia por violencia de género en 2016. Además, la Policía Nacional tuvo sospechas ese mismo año de que el youtuber se encontraba con fans en los hoteles en los que se alojaba cuando presentaba el libro Fugitivos en el tiempo en diversas ciudades. Pero estos hechos quedaron en el olvido.

Hoy, dos años después, la situación es otra: la denuncia hecha sirve como validador de todo lo que han sufrido las víctimas de Dalas. Por fin, parece que la justicia nos toma en serio a nosotras.

Si querés leer más sobre esta sentencia, podés hacerlo acá.

Rusa Amo las papas fritas. Machista en reconstrucción hacia un feminismo que nos libere. Una vieja de alma en un cuerpo relativamente joven. Escribo, corrijo, edito, leo, duermo

Fotografía: Dalas Review

Mirá cómo nos ponemos

[Opinión] Yo a veces vivo en un táper, es cierto, pero la primera vez en mi vida que oí hablar de Juan Darthés fue cuando Calu Rivero vocalizó las...

¡Que vivan los emprendimientos de mujeres!

Cuando pensamos en comprar regalos, o algo para nosotras, siempre nos basamos en las mismas tiendas, en la publicidad que recibimos a diario, y no...

Sí, no, cuál y cuándo: el mundo del soutien

Ah... el mundo de los soutienes. No sé a vos, pero a mí siempre me generó más dudas que certezas. ¿Uso o no uso? Si uso, ¿qué tipo elijo? ¿Qué talle...

La popularidad los salvará: el caso de Rodrigo Eguillor

Hay un dicho que enseña a "escuchar las dos campanas" antes de juzgar. Es muy útil cuando sentimos que una persona actuó mal, porque solemos suponer...

Declaración Universal de Derechos Humanos: #DocumentosQueSí

El 10 de diciembre es el Día Internacional de los Derechos Humanos. Pero ¿por qué es importante? Hace exactamente setenta años, el 10 de diciembre...

¿Hacer dieta? ¡Mejor cuidarse!

Llega el verano y empieza el bombardeo, en revistas, publicidades y redes sociales, de dietas que ofrecen bajar muchos kilos en muy poco tiempo....

Feminista, ¿no femenina?

[Opinión] Últimamente se está viendo por muchos lados la expresión “soy femenina, no feminista”, que da a entender que las mujeres hemos perdido...

El juicio a Dalas Review: un caso de justicia frente a abusadores

YouTube es una red social inmensa y seguro que vos la usás: para escuchar música, buscar cómo hacer algo o seguir a la infinidad de youtubers que...

Harta lectura: hablemos

Hay muchos temas de los que no se habla. Muchos tabúes que callamos o que comentamos en voz baja. Cosas que escuchamos de pasada, porque no las...
Share This