fbpx
Tres mujeres con rulos de colores

Ilustración: Ems

Qué es el Curly Girl Method y por qué es lo mejor para tus rulos

¡Hace unos días te conté cómo empecé a cuidarme el pelo, así como los fundamentos básicos del Curly Girl Method (CGM), lo ideal si querés ayudar a tus rulos a lograr su verdadera forma. No, esto no es solo para recuperar el daño de alguna decoloración o del calor. Los mismos productos que usamos todos los días tienen ingredientes que le hacen daño a tu pelo, y el fundamento más importante de este método es dejar de usarlos. Yo estaba un poco escéptica, pero el cambio se nota enseguida, creeme.

Curly Girl Method: ¿qué es?

Este método es, más que nada, una nueva forma de entender el cuidado de tu pelo. No es solo una forma de lavarlo o peinarlo ni una recomendación de producto. Es todo eso y mucho más.

Al principio puede ser un poco entreverado, así que te recuerdo que todas las dudas que te queden podés llevarlas a nuestros mensajes o comentarios en redes, que vamos a ayudarte.

Es importante que sepas que aunque este método me resultó fantástico a mí, puede no ser lo mejor para vos. Una rutina de cuidado tiene que ser algo que nos haga felices hacer, no algo que nos resulte trabajoso y feo. Si esto resulta ser mucho para vos, podés quedarte con una parte o con absolutamente nada. ¡Lo que vos prefieras!

Con eso en mente, empecemos.

Los productos

Tal vez lo más importante del CGM es la cuestión de los productos. La idea es no usar productos que tengan sulfatos, siliconas o derivados del petróleo. Tranquila, no tenés que empezar a fijarte uno por uno. Hay páginas que ya se encargaron de recopilar todos los productos “aptos” que podés encontrar en el país. En Instagram, cuidadocapilaruru tiene todo en sus historias destacadas. En Facebook hay un grupo al que podés pedir acceso con álbumes de productos aptos.

Vas a ver que de estos productos hay de las más diversas marcas y rangos de precios. ¿Mi consejo? ¡Buscá las marcas más baratas! El método en sí mismo es sobre el cuidado de tu pelo, así que no necesitás tener las marcas más caras con más chucherías capilares. También podés usar productos naturales que tengas en tu casa, pero de eso vamos a hablar más adelante.

Una limpieza profunda para empezar de cero

Antes de empezar a cuidarte el pelo como recomienda el CGM, lo mejor es hacerte una limpieza profunda con un shampoo que tenga sulfatos, pero no siliconas o derivados del petróleo. La idea es sacar todos los productos dañinos de tu pelo, y poder empezar a cuidarlo de verdad. Sí, en las páginas que te recomendé arriba también hay selecciones de shampoos para limpieza profunda.

Además, se recomienda hacer una limpieza profunda cada tanto, aunque hayas usado productos aptos todo el tiempo. Lavarte sin sulfatos es un poco más trabajoso, y cuando se acumulan restos de productos te achata el pelo y le quita volumen a los rulos.

El tipo de pelo

Hay muchas formas de clasificar los tipos de pelo. La más importante para el Curly Girl Method es la porosidad, o sea, la capacidad que tiene tu pelo de absorber la humedad.

Podés identificar una porosidad baja porque tu pelo tiende a ser suave y brilloso. Por otro lado, si tenés una porosidad alta es más probable que tu pelo sea más seco y con frizz, incluso si no te hiciste alisados o decoloraciones que puedan hacerle daño. Esto es porque mientras más alta la porosidad, más hidratación necesita el pelo para alcanzar su mejor versión.

Esto es importante por dos cosas. Primero, porque si tu porosidad es baja, es mejor que uses productos con bases frutales y no de coco, por ejemplo, porque puede dejarte el pelo más grasoso. Segundo, porque los tratamientos que te hagas (que te explicamos más adelante) dependen de tu porosidad.

El lavado

Seguimos con algunos de los términos específicos del mundo de Curly Girl: co-wash y low-poo. ¿Que qué?

Low-poo es la forma de lavarte el pelo con un shampoo y un acondicionador apto.

Co-wash es la forma de lavarte el pelo sin shampoo. Sí, sin shampoo. En su lugar, vas a usar un acondicionador diluido en agua para lavarte el pelo y tomarte el tiempo de masajearte bien el cuero cabelludo por unos minutos para asegurarte de aflojar y sacar todo lo sucio. Esta es la opción que toma más tiempo, porque también tenés que asegurarte de enjuagarte bien de bien, pero también es la mejor para tus rulos (y la que yo estoy usando). Cuidado: ¡no es tan recomendable si tenés raíces grasas! Después del lavado con acondicionador diluido, te ponés acondicionador común, lo enjuagás y listo.

Para diluirlo, te recomiendo agarrar alguna botellita (yo uso una de agua de 600 ml) poner mitad acondicionador, mitad agua y mezclar bien. No te preocupes, no tiene que ser exacto. Lo ideal es que uses algo con pico (por eso la botella de agua) porque así podés ponerte directamente en la cabeza. Va a estar demasiado líquido como para agarrarlo con la mano.

Cremas de tratamiento

El punto del Curly Girl Method es devolverle a tu pelo su forma natural, la que perdió por tantos años de uso de calor y productos con ingredientes que lo lastimaban. Por eso, es recomendable que uses cremas de tratamiento en el momento de lavarte el pelo. Hay tres tipos de crema: de hidratación, de nutrición, y de reconstrucción.

¿Cuándo uso qué?

Acá abajo te dejamos un cronograma de mascarillas, para que veas el orden en que es mejor aplicarlas según tu porosidad, al menos al principio, hasta que tu pelo esté más sano y vos lo conozcas mejor. Hay quienes recomiendan usar las mascarillas cada vez que te lavas el pelo y quienes recomiendan usarlas una vez por semana.

Yo elegí hacerlo con cada lavado al principio. Dos meses después, mi pelo está volviendo a su forma natural y además lo conozco mucho mejor, así que estoy haciendo las máscaras de tratamiento de forma más distanciada, y según lo que creo que mi pelo necesita. Pero esto depende de vos, y cuánto querés/podés gastar en el cuidado de tu pelo.

Los finalizadores

Luego de lavarte el pelo, es recomendable usar finalizadores para peinarte y proteger tu pelo y que los rulos queden en todo su esplendor. Aunque hay distintas versiones y no hay una única respuesta que nos sirva a todas, usualmente las influencers de rulos recomiendan usar una crema y un gel. No, el gel no te deja el pelo duro. Sí, yo también tenía miedo de eso. Solo ayuda a que los rulos se queden más tiempo con la forma que nos da tener el pelo recién lavado y peinado. Además, cuando tengas el pelo 100% seco podés apretarlo para que quede más suelto (googleá “scrunch out the crunch“).

El secado

Por último, pero no menos importante, hay dos cosas a tener en cuenta para secarnos el pelo. La primera es nunca, pero nunca, volver a pasar una toalla por nuestra cabeza. Lo único que logra es darnos frizz y hacer de nuestro pelo una masa sin forma. Lo mejor es usar una remera vieja y presionarla contra la cabeza para sacar la humedad extra o envolvernos la cabeza con ella, pero nunca refregarla.

La otra cuestión es abandonar el uso del calor. Claro está, usar la planchita es lo peor para nuestro pelo. Pero también está bueno evitar usar el secador en máximo calor. A mí me encantó aprender a secarme con el difusor, por ejemplo, pero en temperatura media o fría.

Al final: ¿mucho trabajo o vale la pena?

Luego de dos meses con este método, mi conclusión es que totalmente vale la pena. Sí, me toma una hora bañarme y secarme el pelo cuando me lavo el pelo en lugar de 20 minutos, es verdad. Pero mi pelo ya empezó a mostrarse más feliz y más ruloso.

Además, es realmente accesible en términos económicos. Si quisieras cuidarte el pelo usando productos de marcas más “profesionales” y caras, en lugar de este método, seguro gastás lo mismo en solo el shampoo y el acondicionador. Además, como seguro viste en el cronograma capilar, lo que más tenés que hacer es la hidratación, y esos días no tenés por qué usar el acondicionador (si usás co-wash, usás solo acondicionador de lavado y no el segundo).

Si querés meterte en el maravilloso mundo de Curly Girl, te recomiendo buscar en redes algunas influencers del tema que tengan un pelo parecido al tuyo. O sea, yo tengo rulos, pero no tanto volumen. Aunque seguir a influencers con melenas espectaculares y enormes me encanta por sus tips y consejos, también sigo a algunas con pelos más tranquilos y no voluminosos, para ver algo que puedo, en forma realista, alcanzar si me lo propongo.

Aunque algunas son en inglés, acá van las cuentas de instagram de mis influencers preferidas:
@carlitasamaniego
@manesbymell
@jaymejo
@puramelena
@hanzcurls

Sofía

Montevideana de Florida. Hago tantas cosas que me las olvido. Lesbiana, feminista, muy politizada. Amo aprender cosas nuevas, las planillas y los sanguches calientes. 

Ilustración: Ems

En este artículo:

estilo

Share This