fbpx
Vegan Feast Catering / CC BY 2.0

Croquetas de berenjena y brócoli

22 Jul 2020 | Hacelo vos misma

Parece mentira lo deliciosas que quedan estas croquetas, muchísimo sabor y recontra nutritivas para un almuerzo o cena de muerte.

¿Qué lleva?

  • Un brócoli grande.
  • 2 berenjenas.
  • Sal, pimienta, nuez moscada.
  • Orégano.
  • Harina de garbanzo.
  • Pan rallado.
  • Semillas de lino (opcional).
  • Queso vegano (opcional).

¿Qué preciso?

  • Horno.
  • Olla.
  • Mixer o procesadora de alimentos.
  • Bol.

¿Cómo se hace?

Primero tenemos que preparar las verduras. Para eso vamos a lavar y poner a hervir el brócoli. Ojo que es una verdura que se hace súper rápido, por lo tanto después de unos 15 minutos ya estaría pronto; de todas maneras siempre está bueno pincharlo con un cuchillo o tenedor antes de sacarlo del agua para asegurarnos que no está muy duro. Cuando esté pronto, lo colamos.

Mientras preparamos el brócoli, ponemos a calentar el horno, precalentamos a unos 180 grados por unos 10 minutos. Lavamos las berenjenas, las cortamos a la mitad y le ponemos a la superficie de la pulpa un poco de sal y aceite (esto tiene la finalidad de ablandar el relleno para que sea más fácil retirarlo). Con la cáscara hacia abajo, las ponemos unos minutos en el horno. Vamos revisando a que la pulpa esté blanda. Cuando esté pronta le sacamos el relleno y lo llevamos a la procesadora de alimentos junto con el brócoli. Trituramos hasta que quede como un puré.

Cuando tenga la textura que queremos le agregamos sal, pimienta, nuez moscada a gusto y volvemos a mixear. Hay que tener en cuenta que la berenjena va a necesitar bastante condimento, pero siempre es importante ir probando para asegurarte que te gusta como queda sazonada.

Cuando el relleno esté pronto, lo ponemos en un bol y llevamos a la heladera por lo menos una media hora para que agarre un poco de consistencia y sea más fácil empanar.

Si tenemos y queremos agregar el queso (vegano) lo vamos a agregar cuando saquemos el relleno de la heladera y mezclamos con cuchara o espátula. Si vemos que el relleno sigue medio líquido, podemos agregar pan rallado a la mezcla para que tome consistencia.

Toca empanar: para eso preparamos la harina de garbanzos, que va a sustituir al huevo. Por cada cucharada de harina son cuatro de agua y mezclamos hasta lograr una pasta. Manteniendo la proporción, se va preparando la cantidad necesaria para empanar todas las croquetas. Te recomendamos agregarle semillas y orégano al “huevo” para agregarles más sabor aún. Primero pasás las croquetas por esa mezcla y luego por el pan rallado. Luego a freír o al horno, y ¡prontas!

¡A servir!

Las podemos comer solas o acompañar con ensaladas. También pueden ser el acompañamiento de una hamburguesa.

Variantes

Si no querés empanar con harina de garbanzos podés hacerlo con alguna leche vegetal o con semillas de lino (tres cucharadas de semillas, las ponés a hervir con una taza de agua unos tres o cuatro minutos y largan como una baba que, después de colarle las semillas, sirve para empanar).

Tips

Recontra mil recomendado que las consumas con ensalada condimentada con limón o con un juguito de naranja recién exprimido, para que la vitamina C del cítrico permita fijar el hierro que aporta el brócoli y las berenjenas en la sangre (esto es importantísimo hacerlo siempre que consumimos hierro de alguna planta o fruta).

Si sos como muchos estudiantes que no podés o no tenés tiempo de cocinar todos los días, aprovechá para hacer bastantes (con estas cantidades que te pasamos te van a salir unas 20 croquetas de tamaño mediano). Después de empanarlas, las congelás para poder comerlas otro día.

Dato irrelevante (o no)

El brócoli es lo que se suele conocer entre nutricionistas como un “superalimento”: aporta un montón de vitaminas y minerales esenciales para nuestra salud y bienestar, entre ellos el hierro y el calcio. Es importantísimo, si seguís una dieta vegana, integrarlo a tus comidas de manera frecuente, por eso te traemos una receta que aunque lleva unos cuantos pasos, te va a permitir consumirlo disfrutando un montón del plato.

Redactora: Caro Reimundez

Este artículo fue escrito por una integrante de nuestro equipo de colaboradoras fijas. ¡Sumate vos también! Acá podés encontrar un formulario para ponerte en contacto con nosotras.

Fotografía: Vegan Feast Catering / CC BY 2.0

En este artículo:

recetasveganas

Share This