fbpx
Ilustración. Una mano agarrando el dispositivo intrauterino (DIU) mostrando lo pequeño que es.

¿Sí o no? Conociendo el DIU

5 Ago 2019 | Cuidate

Dentro de los métodos anticonceptivos está el dispositivo intrauterino, normalmente conocido como DIU. Hay de diversos tipos y marcas. Para saber más sobre cómo funciona y cuándo es recomendable usarlo, hablamos con el ginecólogo Humberto Allende.

¿Qué es y cómo se coloca?

El dispositivo intrauterino es un anticonceptivo de larga duración, reversible y considerado seguro. Es pequeño y flexible, hecho de plástico, con cobre y, a veces, con hormonas. Tiene forma de T. Según la Organización Mundial de la Salud, la efectividad de este método es mayor al 99 %. El DIU de cobre tiene una duración promedio de 10 años y el de hormonas, entre 3 y 5 años.

Se inserta en el útero a través de un tubito, con anestesia local para disminuir el dolor. Es imposible determinar cuánto dolor genera, porque es una sensación subjetiva; hay gente que no lo siente y gente que sufre bastante. Generalmente, se indican analgésicos por unos días luego de la colocación. Si está bien puesto, el DIU no debe sentirse nunca ni generar dolor. Si esto es así, consultá urgente con tu médico.

Un objeto extraño

El DIU funciona, explica Allende, al generar un estado de preinfección en el útero. Esto no es peligroso ni tiene por qué tener consecuencias negativas. El cuerpo, al detectar un objeto que le es ajeno, se pone en alerta. Una gran cantidad de glóbulos blancos aparece en el área y hace que la fertilización se vuelva imposible.

La historia de estos dispositivos es antigua. Hace muchos años, quienes peregrinaban con camellos se vieron en la necesidad de evitar que las hembras quedasen preñadas, porque al hacerlo se tiran al suelo y ya no caminan más. Entonces, descubrieron que si les insertaban una piedra en su cuerpo, la fecundación no se producía. Este caso de intervención humana (que podemos considerar de explotación, pero excede este artículo tratar el tema) muestra que la forma de operar el DIU es la que mencionamos: ser un objeto extraño que genera un campo en el que es imposible la fecundación.

Materiales

Cobre: este material le suma un 1 % de efectividad al DIU de plástico en sí, que ya de por sí es anticonceptivo por funcionar como ya explicamos, al ser un objeto extraño en el útero. Suele generar mayor sangrado, por lo que en ciertos casos no es recomendable su uso. ¡Este tipo de DIU se da gratis en todos los prestadores de salud, tanto públicos como privados! Es tu derecho que tu ginecólogo o ginecóloga te dé pase para la colocación de este dispositivo si así lo deseás.

DIU hormonal: es un dispositivo similar al anterior, pero con una pequeña carga hormonal. Esta carga es menos invasiva porque llega de forma puntual al útero y solo una diminuta porción va al torrente sanguíneo. Este método inhibe la ovulación en el 55 % de los ciclos. Está indicado para pacientes con grandes cantidades de sangrado, anemia y otras patologías.

Allende explica que los DIU sin hormonas son igual de efectivos a la hora de prevenir embarazos que los otros. El uso de los dispositivos hormonales debería estar, para él, justificado por otras razones (desórdenes hormonales, sangrado excesivo, algunas patologías y enfermedades). Si no, es innecesario. Introducir hormonas al cuerpo sin precisarlas genera cambios que no tenemos por qué pasar como sujetos menstruantes. Y luego el cuerpo pasa factura por ello. Por eso, es esencial que te informes antes de tomar una decisión y elegir un método.

Elegí informarte y cuidarte

Hay un montón de métodos anticonceptivos y no todos sirven ni le hacen bien a todas las personas. Hay personas que se ponen un DIU y tienen efectos secundarios muy complicados, así que se los sacan, y hay gente que ni se acuerda de que lo tiene y puede usarlo sin drama. Cada caso es único.

Es importante que, si decidís ponerte un DIU, vayas a controlarte con periodicidad. Lo ideal es hacerte una ecografía transvaginal cada seis meses, porque permite ver la posición del DIU y la situación del útero y los ovarios.

Si sentís dolor, más allá de los primeros días, si te molesta a la hora de mantener relaciones sexuales, durante la menstruación o en cualquier momento, te repetimos que es esencial que consultes con un/a profesional. A veces, el DIU se corre. Te vas a dar cuenta porque te va a generar molestia.

ATENCIÓN

El DIU no protege contra enfermedades de transmisión sexual, solo tiene acción anticonceptiva. El condón sigue siendo el método más efectivo por su doble acción.

Cachi

Este artículo fue escrito por una integrante de nuestro equipo de colaboradoras fijas. ¡Sumate vos también! Acá podés encontrar un formulario para ponerte en contacto con nosotras.

Ilustración: Verónica

En este artículo:

salud sexual y reproductivaanticonceptivos 

Share This