fbpx
¿Qué es la autonomía progresiva?

Cómo calmar el dolor menstrual ¡sin tomar analgésicos!

19 Sep 2018 | Cuidate, Redactora: Rusa

A veces, menstruar duele: te notás hinchada e incómoda y sentís como si unos cuchillitos muy simpáticos se te clavaran en la parte baja de tu panza. También puede que te dé diarrea, más hambre y un leve dolor en la parte baja de la espalda. Si bien la mayoría de los períodos no son así (si lo son, ¡consultá con un ginecólogo!), es cierto que de vez en cuando pasa. Más cuando sos adolescente y todo tu cuerpo recién se está poniendo en marcha en ese aspecto. Si no te gusta tomar medicamentos y estás podrida de tomar todo lo que termine en -fem, capaz que estos consejos para calmar el dolor menstrual te son de utilidad.

¿Por qué no conviene tomar mucho ibuprofeno?

La mayoría de los analgésicos de venta libre (es decir, sin receta médica) para calmar el dolor menstrual tienen ibuprofeno. Sin embargo, no es recomendado tomar ibuprofeno cada vez que sentimos dolor, a pesar de que es el analgésico más común dentro del espectro de los AINE (analgésicos no esteroideos) para aliviar dolores comunes, como un dolor de cabeza o el dolor de la menstruación. La Sociedad Española de Farmacia ha analizado los efectos del uso continuado del ibuprofeno y no está recomendado para aquellas personas que tienen problemas circulatorios, ya que puede causar enfermedades cardíacas. Además, puede causar irritación y úlceras de estómago, subir tu presión arterial y dañar tus riñones. En caso de que quieras tomarlo, lo mejor que podés hacer es consultar a tu médico sobre la dosis, respetarla y no abusar del medicamento. Tené en cuenta que los adultos pueden tomar un máximo de 4 gramos al día en intervalos de seis horas, pero vos todavía sos adolescente, así que es mejor consultar a un especialista.

Cómo aliviar el dolor menstrual naturalmente

Hay varias formas fáciles de calmar el dolor menstrual, pero no todas son efectivas en todos los casos, así que vas a tener que ir probando y ver cuál te sirve más a vos.

Calor

Las bolsas de agua caliente en la zona dolorida son perfectas. Esto se debe a que el calor en la zona reduce los espasmos y, además, vas a estar un buen rato descansando tu cuerpo, que es muy necesario cuando estamos menstruando (¡y muchas veces se nos olvida!).

Buena alimentación

Sé que esos días te dan ganas de bajarte un plato de papas fritas con huevo frito y una tableta de chocolate de una, pero en general el exceso de grasas, azúcares, sal y gas son bastante dañinos. Todos esos alimentos aumentan la inflamación de la zona y, por supuesto, estar más inflamada te va a hacer sentir más dolor e incomodidad. Dale tranquila a las verduritas, cumplí algún antojo y si querés chocolate, comé amargo.

Ejercicio

Si hacés ejercicio regularmente, seguro que sabés que el cuerpo libera endorfinas (las hormonas que nos hacen sentir bien y alivian los dolores). Capaz que esos días no estás como para salir a correr o levantar pesas (es más, no te lo recomiendo), pero hay ejercicios que te van a ayudar: yoga, pilates, una buena caminata o nadar un poco son excelentes opciones para calmar el dolor menstrual.

Infusiones que te ayudan

Los tés son nuestros grandes aliados a la hora de menstruar. Hay varias preparaciones que te pueden calmar el dolor: dos cucharadas de manzanilla en una taza de agua hirviendo van a ayudar con el dolor. O si no, unos trocitos de jengibre puestos a hervir en agua también pueden servir, porque el jengibre es antiinflamatorio y antiespasmódico. Por último, otra excelente opción es la canela, que es antiinflamatoria, analgésica y antiespasmódica, ¡un combo completo y bien sabroso! Si ves que los dolores menstruales son muy fuertes, al punto de que pueden imposibilitar tus actividades diarias, o que se dan en todas las menstruaciones, andá a un ginecólogo. Hay muchas causas que pueden estar provocando el dolor y que es importante diagnosticar. Mientras tanto, ¡espero que estos consejos te hayan sido de ayuda!

Rusa Amo las papas fritas. Machista en reconstrucción hacia un feminismo que nos libere. Una vieja de alma en un cuerpo relativamente joven. Escribo, corrijo, edito, leo, duermo

Ilustración: Clara

Mirá cómo nos ponemos

[Opinión] Yo a veces vivo en un táper, es cierto, pero la primera vez en mi vida que oí hablar de Juan Darthés fue cuando Calu Rivero vocalizó las...

¡Que vivan los emprendimientos de mujeres!

Cuando pensamos en comprar regalos, o algo para nosotras, siempre nos basamos en las mismas tiendas, en la publicidad que recibimos a diario, y no...

Sí, no, cuál y cuándo: el mundo del soutien

Ah... el mundo de los soutienes. No sé a vos, pero a mí siempre me generó más dudas que certezas. ¿Uso o no uso? Si uso, ¿qué tipo elijo? ¿Qué talle...

La popularidad los salvará: el caso de Rodrigo Eguillor

Hay un dicho que enseña a "escuchar las dos campanas" antes de juzgar. Es muy útil cuando sentimos que una persona actuó mal, porque solemos suponer...

Declaración Universal de Derechos Humanos: #DocumentosQueSí

El 10 de diciembre es el Día Internacional de los Derechos Humanos. Pero ¿por qué es importante? Hace exactamente setenta años, el 10 de diciembre...

¿Hacer dieta? ¡Mejor cuidarse!

Llega el verano y empieza el bombardeo, en revistas, publicidades y redes sociales, de dietas que ofrecen bajar muchos kilos en muy poco tiempo....

Feminista, ¿no femenina?

[Opinión] Últimamente se está viendo por muchos lados la expresión “soy femenina, no feminista”, que da a entender que las mujeres hemos perdido...

El juicio a Dalas Review: un caso de justicia frente a abusadores

YouTube es una red social inmensa y seguro que vos la usás: para escuchar música, buscar cómo hacer algo o seguir a la infinidad de youtubers que...

Harta lectura: hablemos

Hay muchos temas de los que no se habla. Muchos tabúes que callamos o que comentamos en voz baja. Cosas que escuchamos de pasada, porque no las...
Share This