fbpx
¡Ayuda! Si tengo relaciones sexuales con otras mujeres, ¿cómo me cuido?

¡Ayuda! Si tengo relaciones sexuales con otras mujeres, ¿cómo me cuido?

18 Feb 2019 | Cuidate

Si sos una chica a la que le gustan otras chicas, puede que ya hayas tenido o estés por tener tu primera relación sexual. También es probable que no sepas cómo cuidarte o siquiera si tenés que hacerlo. Hoy te cuento un poco de cómo y por qué, además de un extra tip que me solucionó la vida. 

Aunque este artículo esté dedicado a las chicas que, como yo, no sabían por donde empezar a cuidarse al estar con otra chica, recordá que si sos una mujer que mantiene relaciones sexuales con varones (o personas con pene) también tienen que mantener estos cuidados con tu cuerpo. 

Si no hay posibilidad de embarazo, ¿por qué cuidarse?

Muchas personas creen que no hay riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual en las relaciones entre personas con vulva; incluso me ha pasado de alguna pareja sexual que me diga: “¿para qué vas a cuidarte si somos mujeres?”. Esto es un grave error: las lesbianas y bisexuales también corremos riesgo de contraer infecciones como sífilis, herpes, clamidia, virus del papiloma humano y VIH.

Cuidarse entre mujeres da pereza, ya sé. Desde la adolescencia, que fue cuando empecé a salir con chicas, me di cuenta de que no existía mucha información respecto a la prevención de ITS en estos casos y de que no estaba para nada naturalizado. Si me ponía a buscar un preservativo seguro se terminaba toda la magia, ¿verdad?

Pero tenemos que cuidarnos, sí. 

Antes que nada: las manos.

Aunque muchas veces olvidadas, las manos son parte importantísima de cualquier relación sexual, no solo entre mujeres. A la hora de utilizar nuestros dedos para la estimulación del clítoris o penetración de la vagina debemos recordar:

  • ¡Lavarnos las manos! Nunca, nunca, debemos olvidar esto antes de mantener relaciones con otra persona, y menos si esa persona tiene vagina donde podemos introducir los dedos.
  • Cortarnos las uñas. ¡Las uñas largas, puntiagudas o rotas podrían lastimar la vulva o vagina y generar una infección!
  • Si vemos que tenemos alguna herida en nuestros dedos, usemos guantes de látex. Siempre que haya algún riesgo (¡contacto de la herida y fluidos de tu compañera!), usá un método barrera. Para los dedos, la opción más cómoda y fácil de conseguir con los guantes de látex. Son baratos y podés encontrarlos en cualquier farmacia.

Clásico pero desconocido: preservativo para vagina.

Capaz que sabías y capaz que no: el preservativo para pene no es el único. También existen preservativos para vaginas, pero no son tan comunes o fáciles de conseguir. Al principio parece que no, pero es súper práctico una vez que te acostumbrás a usarlo (¡especialmente si sos alérgica al látex!). Además, a todas las usuarias de ASSE le corresponden 15 preservativos para vagina por mes; solo tenés que pedirle a tu ginecóloga.

Hoy te presentamos: el campo de látex.

Fuera del preservativo para vagina, todas las opciones para cuidarte al mantener relaciones sexuales con otras mujeres implican, de una u otra forma, al campo de látex. 

¿Qué es el campo de látex? Una superficie de látex fina que se utiliza para protegerse de infecciones cuando se practica sexo oral en la vagina o el ano. Básicamente, un método barrera como cualquier otro. 

¿Cómo lo consigo? En Uruguay es difícil conseguir campos de látex, ya que solo se venden en algunos sex shops y estos son para mayores de 18 años. Pero acá va la magia: si no lo conseguís, lo hacés. Podés hacer un campo de látex cortando un preservativo para pene o vagina, o con papel film de cocina. Yo te recomiendo utilizar el preservativo para pene, ya que es el más barato y fácil de conseguir (podés conseguirlos gratis en tu centro de salud), además de fácil de cortar para cumplir con nuestros objetivos. 

Pero ¿cómo cuidarnos sin parecer que entramos a un quirófano al momento del acto sexual? ¿Cómo posicionarnos como mujeres responsables sin dejar de ser divertidas a la hora de tener sexo?

La gran solución: mi pequeño kit torta.

Sí, ya sé como suena, pero juro que fue (y sigue siendo) la mejor solución. El kit debe estar en un neceser limpio y bien hermético, que sea pequeño y fácil de transportar en la cartera o mochila. ¿Y adentro? Nada más y nada menos que preservativos de los que elijas usar, una tijerita pequeña, de esas que vienen en los sets de manicura o hilos de coser y unos guantes de látex. 

Para crear la barrera, abrí con cuidado el envoltorio del preservativo, cortá la punta redonda con tu tijera y luego realizá un corte a lo largo. Cuando lo abras, tendrás pronta tu barrera de látex en tan solo dos pasos.La idea de ponerte a buscar una tijera por toda la casa es aburridísima, y ahí radica la magia de este kit: con todo a mano, no nos quedan excusas.

Resumiendo…

El cuidado sexual entre mujeres nos es ajeno y nos parece rarísimo. Sí, a mi también me pasa. Pero cuidar nuestra salud y la de nuestra compañera es importante, y tenemos que buscar la mejor forma para lograrlo. Así que acá unas últimas recomendaciones:

  • Armate tu kit, en serio.
  • ¡Amigate con el preservativo para pene! Son el método más práctico, no solo por su accesibilidad, sino por su calidad y versatilidad (lubricantes y cosas copadas como sabores y texturas).
  • Muchas veces se usan dildos, vibradores u otros objetos en las relaciones entre mujeres. Acá tené en cuenta un par de cosas: 1) nunca uses nada que no te haga sentir cómoda. 2) Si los usás, que sean siempre objetos hechos específicamente para eso. 3) Usá siempre preservativo y cambialo cada vez que el objeto vaya a ser utilizado por otra persona, así como si lo vas a usar para cosas diferentes (por ejemplo, sexo anal y luego vaginal). ¡Acá también te sirve el papel film de cocina! 4) Deben ser siempre higienizardos antes de guardarse, y tené en cuenta procurar un estuche hermético, como por ejemplo una bolsa ziploc.
  • Aunque uses protección, realizate estudios médicos regularmente para mantenerte informada sobre tu estado de salud sexual (¡al menos una vez al año!). De esta manera, te cuidás a vos misma y a las personas con las que compartís tu intimidad.

Sí, es un montón. ¡Lo se! Por eso, si algo te sigue generando dudas todas las redes de Harta tienen los mensajes y comentarios abiertos para recibir tus preguntas. ¡Cuidemonos entre nosotras!

Giana

Ilustración: @nosoyalemana

Libertad de expresión y discursos de odio

Hace tiempo que venimos siendo testigos de este tipo de dinámicas: alguien tira un comentario misógino, racista, homofóbico o discriminatorio, otra...

5 mitos sobre alimentación que no tenés que creer

El mundo de la nutrición es muy amplio… Casi todos los días salen estudios científicos que aseguran cosas complejas y absurdas sobre lo que comemos....

Hablemos de privilegios

“A mí nadie me regaló nada”, “yo me hice desde abajo”, “es mérito propio y nada más”. ¿Te suena? Seguramente lo hayas escuchado de algún empresario...

¡Harta cumple un año!

[Editorial]Harta cumple un año de vida y todas las que participamos de esta revista estamos muy contentas. Este fue un año intenso: hace exactamente...

¡La visibilidad nos empodera!

El 7 de marzo se celebra el Día de la Visibilidad Lésbica en Argentina. ¿Qué es esto? Un día destinado a visibilizar el papel que ocupan las...

Estoy embarazada… ¿qué hago con el liceo?

“Ya hace muchos días que las mañanas no son fáciles. ¿Qué digo las mañanas? Cada hora del día. Hace un par de semanas que me enteré y se está...

Expresándonos sobre la marcha

[Editorial]Para celebrar el primer aniversario de Harta, invitamos a nuestras lectoras a un taller de carteles para marchar el 8 de marzo. Los...

Harta lectura: naves espaciales y cyborgs

Seguro que somos varias las que estamos cansadas de ver por ahí que “la ciencia ficción es para los varones” o que “no es lugar para mujeres”....

La gordofobia y yo

“La gorda no encara en clase de gimnasia”. “Mirá cómo come el almuerzo la gorda”. “Está desesperada por un novio, porque es gorda y nadie la toca”....
Share This