fbpx
Mujer con corazón roto

Ilustración: Clara

¡Ayuda! Me rompieron el corazón

19 Ago 2020 | Vos y el mundo

Terminar una relación siempre duele, o al menos genera sentimientos difíciles de procesar. 💔 ¿Es verdad que me voy a sentir así de triste para siempre? ¿Qué hago ahora? No hay una solución mágica porque cada duelo es único, pero tal vez seguir estos pasos te pueda ayudar a sanar.

1. Permitite sentir

Sí, vas a llorar. Sí, vas a extrañar. Sí, te vas a cuestionar todo lo que pasó y por qué terminó así… Es completamente esperable. A veces, cuánto más tratamos de reprimir nuestros sentimientos, peor resulta. Recordá siempre que lo que sentís es válido.

Tip: ¿Te pasa que cuando llorás mucho te empieza a doler la cabeza? ¡Eso es tu cuerpo pidiéndote agua! Así que tené a mano siempre una botellita al lado del paquete de pañuelos.

2. Hablalo con alguien

Te va a costar al principio, pero hablar del tema con un familiar/amigue/persona de confianza es un alivio tremendo. A veces incluso ya contás con un terapeuta o puede ser la oportunidad perfecta para arrancar terapia, ya sea para desahogarte o para revisar lo que pasó, contar con alguien que no te juzgue y que acompañe es clave.

3. «Cuido de mí misma de la manera en la que te cuidaba a vos»

Lo contó Lorde en su canción Hard Feelings: cuando terminó con su novio, prendió velas y cortó flores para decorar la casa. ¿Un planazo, verdad? Este es el momento ideal para mimarte, enfocar el nuevo tiempo libre que tenés en vos y tu entorno. Quizás sea el momento de hacer algo con tu pelo, tu piel, cambiar los muebles de lugar, ver qué ropa tenés en el ropero y cómo combinarla, juntarte con amigues, salir a caminar, ir a parques o a la rambla, cocinar, leer… ¡Lo que sea que te mantenga activa! Y no dudes en consentirte.

4. Distraé tu mente y tu cuerpo (¡de forma sana!)

Siguiendo con el punto anterior, es muy común cuando estamos mal el confundir «hacer cosas» con «hacer cosas autodestructivas». Está perfecto si querés salir, pero tené especial cuidado con el consumo de sustancias y a los lugares a los que vas. Te podés llegar a sentir mucho peor al otro día, y además de lidiar con un corazón roto vas a tener lidiar con una resaca tremenda y malos recuerdos. ¡Además de qué puede ser peligroso!

5. Hora de desconectar

Seguramente te sientas abrumada, entres al perfil de esa persona cada dos segundos, te cuestiones si borrar las fotos que tienen juntes o no… ¡Es un montón! A veces lo mejor es desconectarse unos días de las redes y poner en práctica el punto 3.

6. No te presiones

La realidad es que lo único que queremos hacer cuando terminamos una relación es pasar en la cama todo el día comiendo helado y mirando películas. Mi consejo: si sentís que es lo que necesitás para sanar, está perfecto. Pero ojo, si pasan los días y seguís igual, vas a tener que empezar a obligarte, de a poquito, a hacer otras actividades.

Tip 2: Algo súper sencillo de hacer (mismo desde la cama 😉) es una lista de reproducción con canciones que te ayuden a canalizar lo que estás sintiendo, ya sea para cantar a los gritos, bailar, llorar o dejarla de fondo mientras miras el techo. ¡En Spotify hay varias, pero podés hacer la tuya personalizada!

7. El tiempo: tu mejor aliado

Sí, es re cliché, pero el tiempo lo cura todo, o al menos hace que duela menos. A medida que pasen los días y las semanas te vas a ir sintiendo más liviana y con la sensación de que dolió, pero te diste cuenta de que pudiste superarlo y eso te hace una persona súper fuerte. Date tiempo, lo que pasó por algo fue, siempre vienen cosas mejores.

Redactora: Agus

Ilustradora: Clara

En este artículo:

relaciones

Share This