fbpx
Microscopio

Mi abuela hacía ciencia

23 Abr 2020 | Conversemos, Redactora: Naty

Mirando una línea de tiempo que teníamos en la clase de química y viendo todas las fotos de científicos ilustres pensé: ¿por qué no hay mujeres? ¿las mujeres no hacían ciencia?

Viajando un poco en mi memoria, recuerdo los consejos de mi abuela sobre una infinidad de cosas (cómo sacar manchas de la ropa, cómo cocinar algo más rápidamente, qué remedio natural era mejor para la gripe). Y detrás de todos esos conocimientos hay ciencia. No es la ciencia que nos han impuesto en los libros y en las clases, pero ¡si!, mi abuela, así como seguramente las abuelas de tu familia, eran científicas.

Esta ciencia no me representa

La ciencia es “la construcción de saberes con la finalidad de explicar la realidad en la que vivimos”. Esta es una definición de ciencia que viene desde muchísimo tiempo atrás y que en gran medida se sigue aceptando. Pero, ¿quién construye estos saberes? En sus inicios: hombres blancos, occidentales, burgueses y heterosexuales (al menos oficialmente).

Por ello, el nacimiento y gran parte del crecimiento de la ciencia deja a las mujeres y a otros colectivos diversos de lado, por lo que se pierde, lamentablemente, la riqueza de conocimientos y experiencias que estos traen consigo.

Entonces, esta ciencia ¡no me representa! Porque soy mujer y tengo otra mirada, tanto ética como política, de la realidad. La ciencia no es algo fijo, inmóvil, neutro. Por lo tanto, es momento de darle un nuevo significado, bajarla del pedestal en que está y ayudarla a acomodarse en este nuevo camino, diverso y mucho más rico que en el que venía viajando.

Cambiemos la mirada

Esta mirada patriarcal de la ciencia hizo que se tomaran como propias las luchas por el poder, que en realidad eran preocupaciones solo de algunas cabezas. Para salir de esta ciencia que crea armas, que destruye bosques con el falso lema del “progreso”, debemos sacar del pedestal la mirada del hombre y la idea del poder económico como fin último de la vida.

Tenemos que volvernos a mirar a nuestras abuelas. Cuidar y crear para las generaciones futuras, recordar que nada es nuestro, y ser protagonistas de la elaboración de saberes que pongan la vida en el centro.

Esta también es tu lucha

Actualmente tenemos al alcance de la mano unas aliadas muy importantes para acceder al conocimiento y hacerlo circular: las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Con este nombre se denomina a los recursos, herramientas y programas que se utilizan para compartir y procesar la información usando computadoras, teléfonos celulares, televisores, reproductores de audio o video y consolas de juegos. Poder ser parte de la comunicación y la información es central para transmitir lo que realmente importa.

Hoy 23 de abril se conmemora el Día Internacional de las Niñas (¡y las adolescentes!) en las TIC. Para que la mirada del mundo sea otra, para que la vida y la preservación de la naturaleza pasen a un primer plano, se deben cambiar las miradas sobre el mundo. Se debe hacer ciencia desde otro lugar, y ahí entrás vos.

Animate y no les creas a los que dicen que “la mujer no nació para la ciencia”. Seguramente te hablan de la ciencia machista y patriarcal que solo se usa como medio para destruir y generar riqueza económica. Claro, vos no estás para esa ciencia, estás para otra, para una mejor, que ponga la vida y la naturaleza en la que vivimos como principio y fin de todo.

Naty

Fan de la química y Harry Potter. Amo cantar, reír, el olor a tierra mojada y las tortas fritas.

Ilustración: Vero

Share This