fbpx
Por 13 razones

13 problemas con Por 13 Razones

17 May 2018 | Harte, Redactora: Ary

En marzo de 2017, la serie 13 Reasons Why (o Por 13 razones) se convirtió en un fenómeno viral entre adolescentes y adultos, al ser estrenada la primera temporada de esta serie original de Netflix. Como tal vez ya sepas, la serie trata el polémico tema del acoso escolar, sexual y cibernético. Lamentablemente, muchos espectadores parecen identificarse con la situación que enfrentan los personajes principales de esta producción.

Con la nueva temporada a punto de estar disponible, nos parece un buen momento para pensar qué nos dejó la serie y si realmente está tan buena como parece a simple vista.

La historia gira alrededor de Clay, un adolescente cuya vida da un vuelco inesperado cuando recibe unos cassettes donde Hannah Baker —una compañera del liceo que se había quitado la vida poco tiempo atrás— explica las razones de su suicidio. Cada razón tiene que ver con una persona y cada una recibe su cinta. Al escucharla, salen a la luz secretos sobre los involucrados y se genera un conflicto de intereses entre los supuestos culpables.

¿Ya la viste? ¿Todavía no? ¿La querés ver? Acá te dejamos una lista de 13 aspectos que hay que tener en cuenta al ver la serie. ¡Y lo hacemos sin spoilers!

  1. El personaje de Hannah puede ser considerado una Manic Pixie Dream (MPDG) al servicio del desarrollo del personaje de Clay, el chico “perfecto y honesto”. Clay busca muchas salidas a sus problemas en Hannah, quien mientras tanto intenta solucionar sus propios dilemas. Recordemos que las MPDG entran en la narrativa en beneficio del personaje principal masculino, que madura a partir de su relación con ella.
  2. Muchos podrán pensar que Clay es un héroe, valiente, heroico y malentendido, cuando en realidad es a veces cobarde y comete actos sin sentido. Aunque la serie busque ponernos de su lado, debemos analizar sus actitudes más allá de lo bueno y lo malo, ya que, antes que nada, es un ser humano que no comprende bien las situaciones, ni a él mismo.
  3. La serie es predominantemente blanca, de clase media y heterosexual. En ningún momento se muestran verdaderos problemas económicos o raciales, ni personajes que escapen de la heteronorma. Chico busca a chica y chica busca a chico. Parece que debemos guiarnos por esta narrativa principal, con el adorno de personajes más diversos.
  4. Los adultos son, en su mayoría, representados como enemigos de los millennials. Se muestran más que nada actitudes egoístas de padres y maestros hacia sus hijos y alumnos, pero pocas veces muestran sus propios conflictos y, cuando lo hacen, no es de manera profunda.
  5. La serie demoniza a los millennialsSiempre debemos cuestionar la narración de historias sobre un cierto grupo o generación, especialmente cuando quien la escribe no forma parte de ella. El autor de la historia original es mayor y plantea a los adolescentes como incapaces de controlarse, en ocasiones incluso de razonar.
  6. … y también a la tecnología. El uso de los cassettes como venganza no es casual. Se plantean a los celulares como armas para el acoso y muy poco para la comunicación, mientras que se intenta promover el hablar en persona y realizar llamadas en vez de textear. La serie se encarga de demonizar la tecnología y mostrar que épocas anteriores eran mejores.
  7. La serie fue escrita y dirigida por hombres y relata, esencialmente, la historia de una mujer. No queremos decir que los hombres no puedan contar historias sobre mujeres, pero esto se convierte en un problema cuando la amplia mayoría de las historias que recibimos sobre mujeres son vistas desde el punto de vista masculino. Por 13 razones fue escrita por el señor Jay Asher y creada por Brian Yorkey.
  8. Se mitifica la virginidad. Como en la mayoría de los productos hollywoodenses, el concepto de la virginidad está muy presente. Se la venera, se considera importantísima, pero es solo un concepto creado por una sociedad que no acepta la supuesta “impureza femenina”.
  9. La reacción de Hannah (enviar cintas y torturar psicológicamente a quienes le habían hecho daño) es una actitud vengativa y dañina. Algunas de las trece personas actuaron sin ánimos de lastimar y simplemente cometieron errores. Este sentimiento de venganza luego de la muerte que promueve la cultura actual —mediante su obsesión por las posesiones, fantasmas y demás formas de torturar after death— solo romantiza la muerte y genera sentimientos violentos.
  10. Algunos psicólogos creen que la serie ayudaporque crea mayor consciencia de los efectos de la depresión y el bullying, facilita el reconocimiento de situaciones de acoso escolar o cibernético y la toma de acción al respecto.
  11. … pero otros consideran que hace más daño. Uno de los miedos que surgen ante esta serie es el “efecto contagio”, es decir, la posibilidad de que la exposición al suicidio pueda estar relacionada con un aumento de las conductas suicidas. Además, la serie puede dejar la impresión de que para Hannah esto fue una “salida fácil”. Por otro lado, los contenidos extremadamente visuales que muestra la serie pueden resultar negativos para las personas pasando por esto en su vida real.
  12. Hay poca discusión sobre las enfermedades mentales. La depresión es la principal causa de suicidio, pero no es ni siquiera mencionada en el correr de la primera temporada de 13 Reasons Why. Sumado a las cintas dejadas por Hannah, puede dejar la impresión de una niña complicada que no encontró mejor forma de llamar la atención, perpetuando aún más estereotipos sobre personas que sufren enfermedades mentales. Y esto es exactamente lo que queremos evitar.
  13. Se lleva a creer que todo se podría solucionar con amor, sin tomar en cuenta estados de salud mental ni situaciones particulares. El amor y la compañía ayudan, claro, pero no van a salvarnos ni quitarnos todos los problemas. Esta romantización de las enfermedades mentales no es sana y debemos tener cuidado de no caer en ella.

Al final, 13 Reasons Why deja la impresión de ser una serie interesante que genera empatía para aquellas personas que no conocen el alcance de la depresión y el acoso, pero un perjudicial para quienes realmente se enfrentan a esta realidad. ¿La recomendamos? Sí y no. ¡Es importante entender que podemos disfrutar de series mediante un consumo crítico!  Lo que aparece en pantalla es una posible visión de pocas personas, y la realidad puede ser diferente a lo que vemos.

Ary Globofóbica, amante de la imaginación, comediante y comunicadora. Busco destruir el patriarcado llenándolo de brillantina, vieron que es insacable. Le digo no a la gilada, y sí a la pizza y las pelis.

Ilustración: Lía

De túnicas y moñas

Seguramente de niñas hayamos tenido un montón de símbolos patriarcales [https://harta.uy/que-es-el-patriarcado/] en nuestro entorno. Pero en el plano escolar, ¿hay un símbolo más opresor que las túnicas con botones en la espalda, que nos quitaban toda autonomía cuando teníamos clases de gimnasia o cuando llegábamos a casa?

Violencia en el noviazgo… ¿entre nosotras?

Estamos en setiembre, el mes de los colores, el glitter y el orgullo. Pero en el marco del Mes de la Diversidad, en Harta queremos poner sobre la mesa un tema del que se habla poco: la violencia en las relaciones LGBT, especialmente entre mujeres.

Ser nómade en 2020: ¿se puede vivir viajando?

Seguramente la palabra nomadismo se te cruzó en alguna clase de la escuela o el liceo, asociada a ciertas tribus, como los charrúas, o a etapas tempranas de la civilización humana. Pero lo cierto es que las personas nómades nunca dejaron de existir.

¿El feminismo tiene color?

Llega cada vez más temprano a nosotras el feminismo, pero ¿es para todas? Hay muchos feminismos y se dice que es porque somos muchas y muy diferentes las mujeres que habitamos el planeta… ¿debería haber uno solo?

Belleza Química resuelve tus preguntas de cuidado de la piel

¡Hola! Soy Lucía, de Belleza Química, y hoy estoy para resolver algunas dudas que surgieron en el Instagram de Harta sobre el cuidado de la piel.

¿Qué onda con las toallitas de tela?

En estos últimos tiempos se ha puesto muy de moda el uso de toallitas menstruales de tela como alternativa ecológica de las desechables. Al ser de tela, se pueden lavar y reutilizar durante tres años o más (sí, leíste bien, ¡tres años!), lo que nos permite ahorrar dinero, proteger el medio ambiente y también evitar el uso de productos con muchos químicos.

¿Qué es la interseccionalidad?

Seguramente más de una vez hayas escuchado la palabra interseccionalidad asociada al feminismo, pero ¿de qué se trata? En este artículo encontrarás la historia del concepto y cómo nos ayuda a pensarnos como feministas.

Selpink: la colaboración musical que no sabías que necesitabas

El k-pop ya es una sensación internacional, ¡y acá en Uruguay nos tiene encantadas! Por eso, cuando BlackPink anunció un nuevo sencillo llamado «Ice Cream» (helado, en español) gritamos de emoción.

¿Qué es la revictimización y cómo podemos evitarla?

Muchas veces se habla de que es importante denunciar en la Justicia los casos de acoso, abuso y violencia que vivimos las mujeres, pero obviamos algo muy importante: la revictimización.

Share This