fbpx
Por 13 razones

13 problemas con Por 13 Razones

17 May 2018 | Harte, Redactora: Ary

En marzo de 2017, la serie 13 Reasons Why (o Por 13 razones) se convirtió en un fenómeno viral entre adolescentes y adultos, al ser estrenada la primera temporada de esta serie original de Netflix. Como tal vez ya sepas, la serie trata el polémico tema del acoso escolar, sexual y cibernético. Lamentablemente, muchos espectadores parecen identificarse con la situación que enfrentan los personajes principales de esta producción.

Con la nueva temporada a punto de estar disponible, nos parece un buen momento para pensar qué nos dejó la serie y si realmente está tan buena como parece a simple vista.

La historia gira alrededor de Clay, un adolescente cuya vida da un vuelco inesperado cuando recibe unos cassettes donde Hannah Baker —una compañera del liceo que se había quitado la vida poco tiempo atrás— explica las razones de su suicidio. Cada razón tiene que ver con una persona y cada una recibe su cinta. Al escucharla, salen a la luz secretos sobre los involucrados y se genera un conflicto de intereses entre los supuestos culpables.

¿Ya la viste? ¿Todavía no? ¿La querés ver? Acá te dejamos una lista de 13 aspectos que hay que tener en cuenta al ver la serie. ¡Y lo hacemos sin spoilers!

  1. El personaje de Hannah puede ser considerado una Manic Pixie Dream (MPDG) al servicio del desarrollo del personaje de Clay, el chico “perfecto y honesto”. Clay busca muchas salidas a sus problemas en Hannah, quien mientras tanto intenta solucionar sus propios dilemas. Recordemos que las MPDG entran en la narrativa en beneficio del personaje principal masculino, que madura a partir de su relación con ella.
  2. Muchos podrán pensar que Clay es un héroe, valiente, heroico y malentendido, cuando en realidad es a veces cobarde y comete actos sin sentido. Aunque la serie busque ponernos de su lado, debemos analizar sus actitudes más allá de lo bueno y lo malo, ya que, antes que nada, es un ser humano que no comprende bien las situaciones, ni a él mismo.
  3. La serie es predominantemente blanca, de clase media y heterosexual. En ningún momento se muestran verdaderos problemas económicos o raciales, ni personajes que escapen de la heteronorma. Chico busca a chica y chica busca a chico. Parece que debemos guiarnos por esta narrativa principal, con el adorno de personajes más diversos.
  4. Los adultos son, en su mayoría, representados como enemigos de los millennials. Se muestran más que nada actitudes egoístas de padres y maestros hacia sus hijos y alumnos, pero pocas veces muestran sus propios conflictos y, cuando lo hacen, no es de manera profunda.
  5. La serie demoniza a los millennialsSiempre debemos cuestionar la narración de historias sobre un cierto grupo o generación, especialmente cuando quien la escribe no forma parte de ella. El autor de la historia original es mayor y plantea a los adolescentes como incapaces de controlarse, en ocasiones incluso de razonar.
  6. … y también a la tecnología. El uso de los cassettes como venganza no es casual. Se plantean a los celulares como armas para el acoso y muy poco para la comunicación, mientras que se intenta promover el hablar en persona y realizar llamadas en vez de textear. La serie se encarga de demonizar la tecnología y mostrar que épocas anteriores eran mejores.
  7. La serie fue escrita y dirigida por hombres y relata, esencialmente, la historia de una mujer. No queremos decir que los hombres no puedan contar historias sobre mujeres, pero esto se convierte en un problema cuando la amplia mayoría de las historias que recibimos sobre mujeres son vistas desde el punto de vista masculino. Por 13 razones fue escrita por el señor Jay Asher y creada por Brian Yorkey.
  8. Se mitifica la virginidad. Como en la mayoría de los productos hollywoodenses, el concepto de la virginidad está muy presente. Se la venera, se considera importantísima, pero es solo un concepto creado por una sociedad que no acepta la supuesta “impureza femenina”.
  9. La reacción de Hannah (enviar cintas y torturar psicológicamente a quienes le habían hecho daño) es una actitud vengativa y dañina. Algunas de las trece personas actuaron sin ánimos de lastimar y simplemente cometieron errores. Este sentimiento de venganza luego de la muerte que promueve la cultura actual —mediante su obsesión por las posesiones, fantasmas y demás formas de torturar after death— solo romantiza la muerte y genera sentimientos violentos.
  10. Algunos psicólogos creen que la serie ayudaporque crea mayor consciencia de los efectos de la depresión y el bullying, facilita el reconocimiento de situaciones de acoso escolar o cibernético y la toma de acción al respecto.
  11. … pero otros consideran que hace más daño. Uno de los miedos que surgen ante esta serie es el “efecto contagio”, es decir, la posibilidad de que la exposición al suicidio pueda estar relacionada con un aumento de las conductas suicidas. Además, la serie puede dejar la impresión de que para Hannah esto fue una “salida fácil”. Por otro lado, los contenidos extremadamente visuales que muestra la serie pueden resultar negativos para las personas pasando por esto en su vida real.
  12. Hay poca discusión sobre las enfermedades mentales. La depresión es la principal causa de suicidio, pero no es ni siquiera mencionada en el correr de la primera temporada de 13 Reasons Why. Sumado a las cintas dejadas por Hannah, puede dejar la impresión de una niña complicada que no encontró mejor forma de llamar la atención, perpetuando aún más estereotipos sobre personas que sufren enfermedades mentales. Y esto es exactamente lo que queremos evitar.
  13. Se lleva a creer que todo se podría solucionar con amor, sin tomar en cuenta estados de salud mental ni situaciones particulares. El amor y la compañía ayudan, claro, pero no van a salvarnos ni quitarnos todos los problemas. Esta romantización de las enfermedades mentales no es sana y debemos tener cuidado de no caer en ella.

Al final, 13 Reasons Why deja la impresión de ser una serie interesante que genera empatía para aquellas personas que no conocen el alcance de la depresión y el acoso, pero un perjudicial para quienes realmente se enfrentan a esta realidad. ¿La recomendamos? Sí y no. ¡Es importante entender que podemos disfrutar de series mediante un consumo crítico!  Lo que aparece en pantalla es una posible visión de pocas personas, y la realidad puede ser diferente a lo que vemos.

Ary Globofóbica, amante de la imaginación, comediante y comunicadora. Busco destruir el patriarcado llenándolo de brillantina, vieron que es insacable. Le digo no a la gilada, y sí a la pizza y las pelis.

Ilustración: Lía

Violentadas en cuarentena: porque la violencia de género sigue aún en pandemia

A raíz de la pandemia de COVID-19, en gran parte de los países del mundo se vivieron y viven aún hoy situaciones de cuarentena, confinamiento o distancia social. Muchas veces hablamos de que el 2020 fue un año de frenar, en el que nuestra vida se paralizó. Sin embargo, la violencia de género siguió caminando.

¿Qué hago si la Policía me detiene?

Anteriormente hablamos de qué hacer en un procedimiento policial. Hoy vamos a hablar de qué tenés que hacer en caso de que la Policía te detenga.

¿Qué hago si estoy en un procedimiento policial?

En los últimos días se han dado casos en los que las fuerzas policiales desplegaron operativos de represión, enmarcándose en las normativas de la Ley de Urgente Consideración y con la justificación de disipar aglomeraciones para evitar el contagio de COVID-19.

La violencia contra la ciudadanía nunca es justificable. Cada vez que sepamos de estas violencias debemos hablar del tema; si no, terminaremos por acostumbrarnos a vivir en una ciudad donde la juventud no pueda habitar sus espacios públicos y el miedo nos paralice. Tenemos que hablar para poder seguir demostrando que no estamos de acuerdo con este modelo de seguridad.

¿Qué es un referéndum?

La palabra clave de estos días (aparte de pandemia, claro) viene siendo referéndum. Pero ¿qué es eso? Nuestra queridísima politóloga Andrea Luzuriaga respondió dudas en estos videos y nosotras te las resumimos acá, para que las tengas bien a mano.

Las hermanas Luisi, primeras universitarias uruguayas y pioneras del feminismo

¿Paulina, Luisa o Clotilde Luisi te suenan de alguna calle o plaza de tu ciudad? Seguro que sí. En Montevideo del 1900, las actividades de estas tres mujeres fueron excepcionales y, muchas veces, escandalosas. Paulina y Clotilde fueron las primeras mujeres universitarias del Uruguay, y Luisa se dedicó a la labor docente y siguió estudios superiores en pedagogía.

Cuando el pasado vuelve: las pancartas de la JUP

Quizás viste que en los últimos días se viralizaron en las redes sociales imágenes de unas pancartas firmadas por la JUP que exclamaban “fuera comunistas de las instituciones” y se posicionaban en contra de un referéndum para derogar la Ley de Urgente Consideración.

¿Qué es el feminismo antiespecista?

Quizás hayas escuchado o leído: “no hay nada más patriarcal que comerse un animal”. Es una de las frases que se han popularizado dentro del movimiento feminista denominado antiespecista. Hoy te contamos un poco más qué implica esta rama del feminismo

Encontrando nuestro lugar para hablar

Cuando era adolescente, me acuerdo de que formaba parte de un grupito de chicos y chicas con los que siempre nos sentábamos juntos en clases. Éramos seis, tres varones y tres mujeres, con edades entre los 14 y 16 años. No recuerdo cómo nos acercamos ni exactamente por qué; éramos bastante distintos. Solo recuerdo que eran amables y que me divertía pila con ellos.

Las caras asiáticas de la lucha contra la explotación sexual

¿Alguna vez escuchaste hablar sobre las mujeres de consuelo o mujeres de solaz? Así se les llama a las esclavas sexuales que torturó el Imperio japonés durante los años de la guerra del Pacífico.

Hoy en día son símbolos contra la explotación sexual y cuentan las graves aberraciones cometidas por los soldados japoneses, hechos que marcaron una etapa oscura para el sudeste asiático y que generan fricciones hasta el día de hoy.

Share This