fbpx
"No es no": el consentimiento sexual es libre y reversible

«No es no»: el consentimiento sexual es libre y reversible

[Opinión]
Hace unos meses, vi en YouTube un cortometraje que se llamaba Soy ordinaria, que generó cierto revuelo porque mostraba una escena de violación dentro de una pareja. Sí, aunque pueda sonarte extraño o sorprenderte, las violaciones no solo son actos delictivos donde un desconocido te fuerza sexualmente: a veces la persona con la que elegiste tener una relación sentimental puede violarte o abusar de vos si no cuenta con tu consentimiento.

Se ha hablado mucho del consentimiento, pero muchas veces se resume con la breve frase “no es no”, una frase que, aunque no debería, nos sigue pareciendo difícil de entender.

¿Qué significa “no es no”?

Cuando vos decís que no querés tener sexo o hacer alguna práctica sexual con tu pareja; cuando no te animás a decirlo con palabras, pero das a entender con tu cuerpo que no te encontrás cómoda con lo que está pasando; cuando no podés ni decir ni demostrar, porque estás bajo los efectos de alcohol o drogas, entonces no estás dando tu consentimiento y la persona con la que estás no puede continuar. La persona que sigue adelante después de alguno de estos “no”, te está agrediendo sexualmente.

No importa si al principio sí querías estar con esa persona y después cambiaste de opinión o no te gustó cómo fue dándose la situación. No importa si estabas tirándole onda o incluso si tomaste alguna iniciativa. No importa si habían hablado de que iban a tener relaciones antes. No importa si sucede en el mismísimo momento en que estás teniendo sexo: en cuanto decidís que no querés continuar con lo que está sucediendo, tenés derecho a decir no y a ser respetada en tu decisión.

Y, sobre todo, tené en cuenta algo muy importante: el consentimiento tiene que ser respetado en una relación. No tenés que hacer algo que no quieras o no te guste porque amás a la otra persona. Seguramente esto te sea muy difícil porque nos criamos con la idea de que el amor todo lo puede y todo lo debe, por eso decir que no a nuestro novio o novia nos genera culpa.

En la pareja, el consentimiento se puede trabajar no solo sabiendo decir que no cuando es no, sino también generando un vínculo sano donde esté establecido qué cosas nos gustan, qué cosas no, qué cosas generan dolor… Y, sobre todo, que siempre quede claro que una puede decir no a algo que sí le gusta en general, un día en particular, por el motivo que sea (dolor, incertidumbre, no me gusta, no estoy de humor…): ya sea una práctica sexual, un rol, que te toquen una parte del cuerpo, el “no” siempre debe ser respetado.

En pocas palabras, el consentimiento:

– Tiene que darse con libertad e información.
– Tiene que expresarse sin lugar a duda: se tiene que notar el deseo de estar allí con esa persona.
– Tiene que ser específico sobre cada cosa que pase con esa persona: podés querer besar, pero no ir más allá; tener sexo, pero no de determinada manera.
– Tiene que ser reversible: siempre podés arrepentirte o decir que no querés seguir de esa manera o directamente parar.

Sobre lo que pasa en tu cuerpo, solamente decidís vos.

Ine Me gusta todo lo que tenga que ver con las letras: leo, escribo, corrijo, vivo entre papeles y pantallas. No puedo vivir sin descubrir música nueva.

Ilustración: Mariana Dos Santos

A dos años de la ley: conociendo el activismo de las personas trans

Hace dos años, pañuelos amarillos en todo el Uruguay ondearon celebrando una gran victoria para el colectivo trans: en octubre de 2018 se aprobó la Ley Integral para Personas Trans. Fueron más de dos años de discusiones y revisiones, hasta que la Ley Trans empezó a valer y, con ella, varias garantías de derechos para la comunidad trans que van desde vivienda, educación, salud, trabajo e incluso reparación por violencia institucional.

Señales para saber si una amiga está sufriendo un trastorno alimenticio

Como explicamos en artículos anteriores, los trastornos alimenticios son enfermedades mentales en las que lo que se ve alterado es el vínculo con la comida, y es a través de eso que quienes lo sufren expresan lo que les pasa detrás (cosas que no fueron dichas por temor, por vergüenza, por no tener con quién hablar, por situaciones de violencia, entre otras).

5 consejos para aprender idiomas

¿Estás con ganas de aprender algo nuevo, pero no pegás un paso de baile y la poesía o los deportes no son lo tuyo? Entonces ¡aprendé un idioma!

Conviviendo con la ansiedad

Volvieron las clases presenciales y las actividades diarias de la “normalidad” y, con su llegada, surgen diferentes sentimientos. Además de alegrarte por ver a tus amigas, disfrutar del aire libre y el regreso presencial a actividades físicas y recreativas, es normal sentir nerviosismo por volver a la rutina, inquietud de cómo funcionará todo (por ejemplo, el manejo de las nuevas prácticas que trajo consigo el coronavirus como la distancia social y uso del tapabocas), así como también la presión de rendir en el liceo y otros múltiples factores personales que pueden afectarte y se ven potenciados en esta situación tan particular.

Skam: una mirada con nuestros ojos

¿Cuántas veces empezaste a mirar una serie y las protagonistas eran 15 años más grandes que vos, tenían la piel sin ningún rastro de acné y sus problemas no eran los que te estaban pasando a vos y a tus amigas? ¿Cuántas veces pensaste: “estas personas que están en la televisión no me representan”?

Violencia en el noviazgo… ¿entre nosotras?

Estamos en setiembre, el mes de los colores, el glitter y el orgullo. Pero en el marco del Mes de la Diversidad, en Harta queremos poner sobre la mesa un tema del que se habla poco: la violencia en las relaciones LGBT, especialmente entre mujeres.

De túnicas y moñas

Seguramente de niñas hayamos tenido un montón de símbolos patriarcales nuestro entorno. Pero en el plano escolar, ¿hay un símbolo más opresor que las túnicas con botones en la espalda, que nos quitaban toda autonomía cuando teníamos clases de gimnasia o cuando llegábamos a casa?

Ser nómade en 2020: ¿se puede vivir viajando?

Seguramente la palabra nomadismo se te cruzó en alguna clase de la escuela o el liceo, asociada a ciertas tribus, como los charrúas, o a etapas tempranas de la civilización humana. Pero lo cierto es que las personas nómades nunca dejaron de existir.

¿El feminismo tiene color?

Llega cada vez más temprano a nosotras el feminismo, pero ¿es para todas? Hay muchos feminismos y se dice que es porque somos muchas y muy diferentes las mujeres que habitamos el planeta… ¿debería haber uno solo?

Share This